Tag Archive for rafael fenoy

Opinión: Empacho mediático, oscuridad informativa, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Obra_de_arte_sobre_medios_de_comunicacion_en_el_proceso_autonómico_andaluz2

Y es que de medios se trata donde, con mayor frecuencia, se proyectan espectáculos “noticiables” y muy poca información. Este fenómeno acaba empachando a un sector, cada vez más numeroso de personas que dejan de ser oyentes o espectadores de unos “shows” inconsistentes e incluso ridículos, con vocación de convertirse en espectáculos, que generan expectación momentáneamente y que mediante el continuo y machacón rosario de programas de opinión y de insultos, sobre cualquier asunto, provocan hartazgo y hastío en seres inteligentes que se afanan por resolver situaciones cotidianas para poder disfrutar de un merecido descanso y un tiempo, desgraciadamente cada vez más escaso, para un reparador ocio.

Esta proliferación de programas de opinión viene de la mano del progresivo desmantelamiento de las líneas de investigación informativa, producido en las últimas décadas en todas las empresas dedicadas al periodismo. Pocos programas y secciones informativas mantienen la plantilla de profesionales necesarias para la indagación periodística, que permite el saludable y necesario ejercicio de ofrecer información veraz y relevante, socialmente hablando. Concitar a varios contertulios, que mucho opinan y poca información aportan, hacer entrevistas a una “opinador”, más o menos conocido, es una manera muy económica de cubrir un tiempo de emisión. Ya que aunque se pretende que se diga lo que se sabe, esto suele ser tan poco, que se acaba compitiendo en una gresca inútil informativamente hablando, abundando el recurso al ataque personal porque no se posee información que permita el contraste o argumentos para rebatir al “contrario”.

Un juego de mentiras, verdades a medias, falacias e incluso invenciones inverosímiles, que pretenden distraer a oyentes o espectadores sin aportar información contrastada alguna. Mientras tanto se retroalimentan los intereses de uno u otro signo y la resultante son programas informativos que no sólo no informan de “esto”, sino que además ocultan “aquello”.

Desde que se armó el Show del catalanismo secesionista nada en este país parece haber ocurrido, sobre todo lo que se relaciona más directamente con la corrupción de los partidos políticos protagonistas de tanta opinadora tarea. Ni uno sólo de los independentistas busca a los Pujol de ideología nacionalista catalana, ni se acuerden de Convergencia Democrática de Cataluña, hoy el PDCAT de Mas y Puigdemont… Tampoco de las tramas de la corrupción del PP, Gürtel and Company, ni de los dislates del PSOE Andaluz con ERES y fondos europeos para la formación… Estas maniobras mediáticas para enfatizar un asunto, angostando la indagación informativa sobre otros, entretienen y distraen al respetable, consiguiendo que pase desapercibido que hasta el mismísimo M. Rajoy, por ejemplo, solo sea indiciariamente un corrupto.

Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Principio de Jerarquía en los Presupuestos Generales, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

images-31

En el último trimestre de cada año llega el tiempo de los Presupuestos Generales, bien de las instituciones estatales o autonómicas o provinciales o comarcales o locales. Mucho “o” para un único pagador, el pueblo, que en distintas formas, con distintos recursos, con diversos instrumentos legales es “ordeñado” con regularidad y puntualidad germanas.

Para hablar de Presupuestos es preciso contar con dos grandes partidas: Ingresos y Gastos. Normalmente se supone que el Gasto necesario, el imprescindible, es el que debe orientar la obtención de ingresos. Pero el arte de hacer la “carrera” política lleva a darle la vuelta al proceso ya que el problema fundamental es como gastar lo ya recogido o pendiente de recoger. De forma que al final, el arte de hacer posible lo necesario es sustituido por el arte de gastar cuanto más mejor, para mayor gloria de quien gasta, que de esta forma queda investido como benefactor de las comunidades.

Si alguna fuerza política con vocación de servir al pueblo desea hacer aportaciones a la confección de unos presupuestos generales debería fijar algunos criterios que le ayuden a ello. El primero es establecer un ordenamiento jerárquico del gasto, en función de la mayor necesidad del pueblo, que es quien paga los impuestos.

A poco que se piense surge la salud como un referente obligado. Cada persona tiene derecho a la salud, ya que si ella toda actividad humana queda mermada e incluso paralizada. Por ello tiene sentido que la primera partida presupuestaria se dedique a garantizar, además de la atención médica, la vida en ambientes saludables, no contaminados, la disponibilidad de agua potable y la capacidad de poder vivir bajo techo, una vestimenta y calzado adecuados al medio ambiente y una sana alimentación.

Todo ello conjura los peligros de enfermar y a ello deben dedicarse en primer lugar todos los esfuerzos presupuestarios. Una vez garantizado este supremo bien, se acometerá la redacción de otras partidas presupuestarias comenzando esta vez por la Educación. Hasta tanto el presupuesto general no garantice a cada persona este derecho a la salud, no tiene sentido seguir “invirtiendo” en nada. Este principio de Jerarquía llevaría a la paralización de proyectos faraónicos para mayor gloria de los políticos de turno, que por cierto como están en esto de la política por “vocación”, no cobrarán un euro si no quedan dineros para ello.

Sorprendentemente este principio de Jerarquía presupuestaria se viene aplicando, no es nuevo. Pero la ordenación del gasto se viene realizando aplicando el criterio de “primero mi sueldo”, mi carrera política, después la casa real, el favor a mis amigos y “clientes” empresarios, banqueros, el pago a las gentes “a mi servicio” …. y luego, muy al final lo que precisa el Pueblo. La posibilidad de dar la vuelta a este proceso la tiene el Pueblo en cada cita electoral.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: El ingrediente que falta para la secesión, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Estelada_humana_a_Manresa1

Para que un movimiento secesionista sea viable se requiere que la parte que desea escindirse tenga suficiente poder para imponer su deseo. Este poder puede venirle de su capacidad para imponer condiciones o de la falta de interés de parte contraria en retenerla unida.

En el caso de Catalunya en tres ocasiones algunas gentes catalanas han pretendido escindirla bien de la corona de Felipe IV en 1641, la intentona de 1714 cuando Felipe V, Borbón ocupó Barcelona, meses después de que Francia se retirara de Cataluña o de la España republicana en el 1931 o el 1934. En esas ocasiones la intervención del quien gobernaba España abortó el movimiento secesionista, siendo la causa esencial la falta de apoyo exterior.

Precisamente en la España de 1640 se produjeron dos intentos separatistas: Portugal y Cataluña. El primero se consumó por el apoyo de Francia y el reconocimiento de la entonces comunidad internacional contraria a la Casa de Hausburgo. En Cataluña fue notable el cambio que se produjo en 1641 cuando, después de la proclamación de la república Catalana y ante la llegada de las tropas de la corona, el presidente de la misma la finiquita, apenas unos meses después, proclamando como Conde de Barcelona a Luis XIII rey de Francia. Esta nación extranjera incentivó los dos intentos de secesión del territorio hispano, consumándose el portugués y abortando el catalán. En los intentos protagonizados en 1931 y 1934, la facción independentista no contó con reconocimiento ni apoyo exterior y eso supuso una efímera vida.

En la actualidad Puigdemont, presidente de la autonomía catalana, ha pretendido por activa y por pasiva, de manera insistente, incluso machacona, durante varios años conseguir el apoyo de la llamada comunidad internacional, mediante un despliegue de medios sin precedentes. Ha generado la Generalitat una red de oficinas en el extranjero, suerte de embajadas, que como primer objetivo pretendía generar contactos al más alto nivel político y económico. Configurándose como auténticos lobits en favor de la idea independentista, para garantizar, que una vez terminado el process, la republica catalana fuese reconocida como estado soberano. Recientemente, El Mundo publicaba: “El Gobierno regional de Cataluña contrató a una firma especializada de Estados Unidos para hacer “lobby” ante las autoridades y empresarios norteamericanos por la convocatoria de la consulta ilegal de independencia del 1 de octubre”. A pesar de la opacidad y el sigilo consecuente, puede afirmarse que se han destinado millones de euros a esta tarea, y ¡oiga!, dineros del pueblo catalán, soberanista o no, se han dilapidado en esta intentona. Una vez consumado el despropósito sería lógico pensar de que “la Generalitat ens roba”.

Hace justo un año, octubre de 2016, el confidencial publicaba que “Los nacionalistas confían en que el Estado israelí les proporcione créditos cuando pierdan el respaldo del Banco Central Europeo”. Hasta el momento el Estado de Israel no ha manifestado su apoyo a la declaración de independencia. A pesar de alguna que otra manifestación de personalidades extranjeras lo cierto y verdad es que ningún país ha reconocido la independencia proclamada por Puigdemont el 10 de octubre. La falta total de apoyo del gran capital, hacen inviable cocinar la secesión.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Mareas verdes otoñales, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

lomce1

Cuando las instituciones, que se suponen deben representar los intereses del conjunto de la sociedad, dejan de cumplir su función, se convierten en un inconveniente para resolver las situaciones que la población siente como problemáticas, insatisfactorias, siendo ineficaces para atender sus necesidades. Es en ese preciso momento cuando pasan estas instituciones a ser una parte del problema.

Dentro de esta categoría de “instituciones” se encuentran, además de los organismos de las administraciones públicas, los sindicatos y partidos políticos. Esto explica el sentir mayoritario de la sociedad de rechazo y la urgencia de prescindir de estas instituciones que han perdido legitimidad representativa a fuerza de no contar con la ciudadanía, en el caso de la administración, ni con las personas afiliadas a partidos y sindicatos.

Desde hace 40 años, en este país no se ha contado con la población para afrontar soluciones a los problemas comunes. Y este ninguneo a nadie preocupaba, ya que se partía de un plus de confianza del pueblo hacia sus gestores y organizaciones, que entendían defendían los intereses comunes. Pero después de no pocas prácticas corruptas, de una escalada de miles de dirigentes a puestos bien remunerados y de una absoluta falta de sintonía con las necesidades sociales, las gentes han comenzado a experimentar que estas instituciones no las representan y que deben ser ellas mismas las que impongan la razón y el derecho que se cubran sus necesidades básicas mediante unos servicios públicos de calidad. De entre ellas la Salud y la Educación surgen como elementos emblemáticos de sociedades modernas y avanzadas.

Para exigir soluciones a los graves problemas de la sanidad en el Campo de Gibraltar la ciudadanía, convocada por plataformas ciudadanas, ajenas a partidos y sindicatos, tomo las calles tanto en La Línea de la Concepción como en Algeciras. El próximo día 10 en Educación, otra iniciativa ciudadana, Marea Verde, ha convocado un paro en todos los centros educativos de 12 a 13 horas, animando a que se sume toda la comunidad educativa de cada centro. Se exige una dotación de profesorado que garantice las enseñanzas, que se cubran las bajas que se producen, se atiendan las necesidades especiales del alumnado, se climaticen los centros.

En definitiva se exige públicamente que los centros educativos de la comarca funcionen mejor de lo que han venido haciéndolo, estando obligada la administración de la Junta de Andalucía, recaudadora de impuestos, a aplicar los recursos precisos para ello.

Tanto la Marea Blanca, en Salud, como la Marea Verde, en Educación, han llegado, en este tiempo otoñal a este territorio, con la vocación de empujar de múltiples formas para que los derechos a la salud y educación estén dignamente asegurados para todas y todos.
Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Planificar las pasiones, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

demonstration-549033_960_7201

La conducta humana suele estar dirigida por la razón a la que en unas ocasiones se suma la pasión como fuerza que empuja a la acción y en otras es sustituida por esta de forma que la pasión dirige y anima al mismo tiempo.
La pasión emparentada con el padecer puede convertirse, y con frecuencia así ocurre, en un desenfreno, un desmedido sentimiento que arrastra la vida más allá de la razón, haciendo esclava a la voluntad del frenesí pasional. Creando el espejismo de que quien padece la pasión sigue teniendo capacidad para decidir y competencia para discernir.

¿Qué sería de la vida sin pasiones? Un erial estéril, de sentimientos neutros, que abocarían a la mayor de las depresiones y desesperanzas. Bueno es tener pasiones en la vida. Necesarias son para impulsar la conducta hacia lo deseable, lo que se precisa para conseguir la felicidad. Sin embargo, al igual que el agua encauzada brinda múltiples beneficios y desbordada es causa de grandes males, así aquello que nos apasiona debe acotarse en un afán de delimitar y diferenciar el ser uno mismo, el yo personal y sus circunstancias, de la tendencia pasional.

Para ello nada mejor que reconducir la conducta mediante una razonable organización del tiempo. Porque vivir sólo se puede materializar en momentos de vida. Adjudicando estos fragmentos de existencia de manera inteligente la pasión nos conduce a las metas deseadas, salvaguardando el equilibrio emocional que permite la serenidad del ánimo y la reflexión necesaria para cualquier planificación.

Surge pues la necesidad de planificar las pasiones de manera que nunca se conviertan en el todo y si asuman la benéfica parte que le corresponda. Y esta planificación temporal queda sujeta al artilugio medidor del tiempo, el reloj, que se convierte en un aliado poderoso al quedar, cual Ulises atado al mástil de la nave, fuera del alcance del sugestivo canto de la pasión, ya que quien la padece sabe que lo inunda todo, lo quiere todo incluso pretendiendo inmolar la vida de quienes la padecen.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Direcciones educativas controladas políticamente, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

educacion1

El consejo de gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el texto del nuevo decreto que regula el nombramiento de las personas que asumirán las direcciones de los centros educativos andaluces y que una vez publicado en el Boletín Oficial será norma.

El gobierno del PSOE podría ser coherente con las desaforadas críticas que hizo, y hace, a la LOMCE (Ley Orgánica Mejora Calidad de la Educación), la ley del PP, y desarrollar un marco de mayor transparencia y participación de las comunidades educativas en la elección de directoras y directores en centros educativos andaluces. Ha preferido la incoherencia porque en definitiva pretende aumentar el poder político sobre las direcciones de los establecimientos escolares. Esto se refleja en que sólo en un 44,5 % podrán intervenir las comisiones de consejos escolares en esta importante tarea.

Es la Administración educativa la que tiene un peso decisivo a la hora de elegir a los candidatos. Así aunque el Gobierno Andaluz afirma que se mantiene el papel de la comunidad educativa en la elección de la Dirección del Centro, en realidad su papel es meramente de comparsa. La LOMCE fija en al menos un 30 % la participación de la comunidad educativa. Podría el PSOE andaluz ser coherente y atribuirle mayor protagonismo. Pero políticamente el PSOE quiere seguir “mangoneando” las direcciones de los centros atribuyéndose el 55% del resultado selectivo.

Además de dejar en anecdótica la participación de la comunidad educativa y a pesar del boato y liturgia para de “manera participativa” elegir la dirección del centro, el decreto sigue otorgando el máximo control sobre estas a los estamentos políticos que pueden cesarlas inmediatamente utilizando un simple procedimiento administrativo, no regulado y por tanto dejado a la discrecional del político de turno, Así se concreta en el artículo 12, Cese de la dirección: ”El cese del director o de la directora se producirá en los siguientes supuestos:… d) Revocación motivada, por la persona titular de la correspondiente Delegación Territorial, a iniciativa propia … por incumplimiento grave de las funciones inherentes al cargo de director. En todo caso, la resolución de revocación se emitirá tras la instrucción de un expediente contradictorio, previa audiencia al interesado y oído el Consejo Escolar.”

De este tipo de expedientes ya hay experiencias, muy desagradables por cierto, precisamente para un director cesado fulminante y políticamente por el delegado provincial. Cese que fue recurrido y ganado ante tribunales, que en sus considerandos se deshicieron en reproches al político de turno y que supuso la pérdida del honor, el daño moral, profesional y económico del docente. El daño está hecho y sobre todo el político siguió haciendo escarmiento entre el colectivo de directores y directoras que recibieron el mensaje de quien mandaba.

Dictadores en plena ¿democracia? En una sociedad democrática las normas deben garantizar la objetividad en la valoración de méritos y las garantías en caso de sanciones. El capricho político no debe nunca tener la oportunidad de manifestarse. Este desgraciado Decreto ahonda, si cabe aún más, en este empeño del PSOE de seguir controlando políticamente a las direcciones de los centros educativos andaluces.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Contradicciones de la Junta en Educación, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

educacion ambiental5

“Comienza un nuevo curso y, como es ya habitual, la prensa se hace eco de las bondades de la Administración educativa. Pero no es oro todo lo que reluce.” Así da comienzo un comunicado de CGT enseñanza andaluza. La realidad de cómo han comenzado el curso los centros educativos andaluces certifica que los anuncios a bombo y platillo de la Sra. Susana Díaz, se han ido disgregando cual humo. Los hechos no cejan de demostrar la ineficacia del gobierno socialista que lleva 35 años gobernando y demostrando que, en esta tierra, ni sanidad ni educación mejoran, más bien al contrario.

El curso pasado Susana aprobó un decreto por el que pretendía, sin competencias, volver a implantar la jornada de 35 horas en la función pública andaluza. Con una estrategia torticera deseaba ponerse una medalla de buena gobernanta, sabiendo que el gobierno central del PP recurriría el decreto por inconstitucional. Incoherencia absoluta sobre todo cuando ahora apoya al PP por la inconstitucionalidad catalana, cuando ella viene forzando la misma respuesta para quedar bien en Andalucía.

Insiste la Sra. Susana con aquello de garantizar la sanidad y la educación y comienza el curso y las direcciones de los Institutos quedan bloqueadas porque Susana habla de 19 horas lectivas cuando el Real Decreto de 2012 del gobierno del PP exige un mínimo de 20 horas. Y claro ante esta “irregularidad” la Inspección de Educación advierten a las direcciones que de 19 horas nada de nada. Sin embargo la Junta de Andalucía ha dado horario suficiente para que se mantengan las 19 horas.

¿Más incoherencias? Se inicia el curso y hay múltiples bajas de profesorado no cubiertas, responde la Junta que el procedimiento es lento… ¿En 35 años no ha dado tiempo de mejorarlo? Otra incoherencia, después de 10 años denunciando la CGT temperaturas extremas en centros y presencia del cancerígeno amianto en los centros educativos, se anuncia, hace unos meses, un plan para climatizar centros, comienza el curso y sólo en 4 centros de la provincia parece que algo, muy poco, se hará en ello. Hay más de 500 esperando respuestas.

¿Más incoherencia? La Sra. Susana dice conducirse en la legalidad y en educación existen ratios ilegales, en la matriculación, y al menos un 30% de las clases tendrían que desdoblarse. Incoherente e ilegalmente aplica el aumento autorizado de ratio por escolarización sobrevenida y arracima al alumnado en grupos por encima de la ratio legal. Y más incoherente aun cuando la supera sin ruborizarse. Luego hablará de “calidad” y se quejará de paros y huelgas que ya se anuncian en breve.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Volem votar. Grandes dependientes, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Estelada_humana_a_Manresa1

Quienes están por votar, si o si, el 1 de octubre, parecen enajenados del cotidiano discurrir de sus vidas. A la vista de los acontecimientos nada parece indicar que en el ánimo de las gentes, del pueblo que habita Cataluña, exista preocupación alguna fuera de esto de ir a votar. No se escucha aquello de: -ha llegado el recibo de la hipoteca y no me alcanza. O esto de: -que si debo en la tienda de comestibles la cuenta de la semana pasada y no tengo para pagarla. Tampoco este lamento: -que no puedo recoger el coche del taller porque llevo parado ni se sabe. Tampoco nadie se queja de las colas de espera para recibir atención médica, ni de las multas recaudatorias que a diestro y siniestro se aplican, ni la matrícula del “nene” o de la “nena”, que no entra en el colegio tal o cual, o de los ruidos nocturnos provocados por personal bebido y con ganas de juerga, ni tan siquiera de los muertos del atentado terrorista. La vida transcurre en el idílico vergel catalán sin sobresaltos y ¡eso sí! lo importante es votar el 1 de octubre. Porque a quienes expectantes asisten a este circo mediático se les escapa, será porque no comprende bien esto del in.dependentismo, que el día 2 de octubre todo estará arreglado, todo estará OK, y la felicidad más maravillosa se instalará en esa bendita tierra del “pa amb tomàquet”.

¿Qué se sabe realmente sobre lo que encierra el día 1 de octubre? Cierto es que sólo se habla de que unas gentes se “expresen”. Con un mensaje que asombra por su inocencia y sencillez. Y algunos responsables políticos, fuera de Cataluña, reproducen este cándido mensaje, cual si fuese verdad que eso de expresarse fuese el objetivo del 1 de octubre. El buenismo se ha instalado en las mentes de esos políticos que pregonan la necesidad de sentarse a hablar, pero que ninguno de ellos dice sobre qué. Ese al menos ha sido el mensaje de las alcaldesas Carmena y Colau, que juntas critican al PP por su falta de visión, pero en modo alguno afean la tozudez de quienes toman decisiones por encima de una ley que desprecian, aunque gracias a ella ostentan cargos públicos, cobran buenos sueldos y tienen recursos para desobedecerla. Las incoherencias son palmarias, pero eso el buenismo no acaba de enfatizarlo, y proclama que la consulta debe hacerse con garantías, sin decir cuáles y que deben utilizarse otras palabras…¿Cuáles? Los buenistas están dejándose el prestigio político en esta estéril pugna entre burgueses que en el fondo pretenden, mangoneando más a los pueblos, mojar más pan en el aceite común, para su exclusivo provecho. Porque con tanto “Volem votar” solo persiguen hacer a las gentes de Cataluña aún más grandes dependientes. ¡Que otro sentido tiene para ellos la in-dependencia!
Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Refugiados interiores, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

sea-412519_960_7201

Una ONG pone una denuncia contra el Estado español por no cubrir la cuota de acogida de refugiados que estableció la Unión Europea. Esta denuncia ante tribunales la apoyan algunas fuerzas políticas. Y parece más que razonable que se pidan cuentas a quien estando obligado por un acuerdo lo incumple. Más aún cuando de atender a personas con extrema necesidad después de meses y meses sintiéndose defraudadas.

Este asunto que clama “al cielo” exige respuesta urgente y con esto de Cataluña se antoja imposible que el gobierno español de una respuesta a una semana vista, tal es la absorción de energías de todo tipo que absorbe el in-dependentismo burgués. El 1 de octubre se antoja una fecha inaplazable frente a todas las demás aunque les vaya la vida a las gentes. Muy probablemente se solicite a Bruselas una moratoria para atender a esas miles de personas que un día albergaron la esperanza de poder vivir en paz y con dignidad. Más o menos lo que desea cualquier hijo o hija de vecino.

Acoger a seres humanos que llegan de más allá de las fronteras, en estado de extrema necesidad, es de justicia. Histórica justicia en un país de tradición religiosa sostenida en la Biblia. El deuteronomío, (10,18) uno de los 5 primeros libros, recoge este mandato: “que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido”.

Una justicia que debe ser del mismo calibre, para no abundar en discriminaciones, para quienes ya están aquí, conviven con nosotros y que tienen idéntico derecho a ser “acogidas” porque pasan calamidades y penurias, siendo en realidad refugiados interiores, sin refugio posible. Aunque no vengan de allí, o allá, ¿no tienen igual derecho al socorro? Por humanidad y por inteligencia cualquier persona con extrema necesidad debe recibir la ayuda precisa, ya que es una refugiada, sea de aquí o de allá. ¿Cuántas ONGs y partidos políticos exigirán este derecho? Nunca olvidarse de todos.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Radicalismo radicales en libros de texto, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

2017-03-26-18-08-52-725x4831

Suele utilizarse la palabra radical o radicalismo con intención peyorativas, descalificadora. Así cuando se hacen determinadas propuestas que pretenden solucionar problemas de cualquier tipo, si no gozan de la “simpatía” de quien debe atenderlas se tachan simplemente de “radicales”. En un intento de asociarlas a inviables: por extremistas, por no estar centradas en el asunto, por no contemplar las distintas perspectivas…etc.

La fácil descalificación genera mayor escándalo cuando se plasma en libros de texto que contienen lecturas que están dirigidas a formar las jóvenes mentes del alumnado. Precisamente la falta de control sobre el contenido de los libros de texto genera una gran preocupación entre familias y profesorado, ya que a través de ellos, el alumnado puede recibir una información errónea en el mejor de los casos o malintencionadamente manipulada en el peor. Conviértese entonces la enseñanza en adoctrinamiento. Fenómeno peligroso en extremo porque de eso viven los integrismos de cualquier género. Sancionar con que “esto es así y punto”, sin matices, sin reflejar la existencia de posiciones, al menos divergentes, es mostrar un universo cerrado, totalitario, a la juventud que se está preparando para asumir su inaplazable responsabilidad social.

Un botón de muestra es el caso de lo publicado por una editorial conocida de libros de texto al reflejar afirmaciones más que tendenciosas sobre el feminismo, además de calificarlo de radical, como si el ir a la raíz de los problemas fuese un tipo de delito. Porque eso y nada más que eso es ser radical. Enfocar la solución de un problema analizando la raíz del mismo, las causas primigenias que lo provocan. Más que un reproche sería el mayor de los elogios tildar una propuesta de “radical” ya que no hay solución posible de un problema si no se aborda desde la raíz del mismo. Se pretenderá haber mejorado algo, pero en ocasiones, precisamente por no ser radicales, son peores los remedios que las enfermedades.

Se impone una supervisión de cada uno de los textos escolares, al objeto de que las editoriales esmeren la suya propia y no permitan la distorsión de la realidad a fuerza de inocular, posiblemente sin pretenderlo, en la mente infantil o juvenil el “pensamiento único”.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube