Tag Archive for rafael fenoy

Opinión: Derecho a la vida, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

inspiration-1514296_960_7201

El derecho a vivir es un gran principio que cuenta con el absoluto consenso entre la ciudadanía. La vida es un bien preciado que debe protegerse prioritariamente. Esto no hay quien lo discuta. No obstante comienza a producirse cierta controversia cuando se enfoca este derecho a vivir como un derecho de la persona. Y como todos los derechos esenciales pueden libremente ser rechazados por quien legítimamente tiene el poder de ejercerlos. UN derecho no puede ser nunca una imposición.

Si la vida es un derecho que debe ejercerse en libertad.¿Está la persona legitimada para decidir libremente sobre dejar de ejercer el derecho a su vida? ¿Alguna otra persona puede imponerle el vivir a quien no lo desea? Si fuese así ya no sería un derecho, sino más bien una obligación, una condena en su caso.

Y en el marco legal español se acota esta “obligación” de vivir a pesar de la voluntad de no hacerlo. Y como ya que no es posible penar a quien se deja la vida, se culpa al que le ayude o coopere en este ejercicio libre del derecho a no existir. En el artículo 143 del Código Penal Artículo, se concreta con acierto que “El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.”. Es evidente que así debe ser ya que quien decidiera dejar de vivir debería tomar esa gravísima decisión libremente, sin coacciones, ni seducciones. Lo que ya no parece compatible, con el respeto a la libre elección de quien desea dejar de vivir, es que se penalice a quienes se les pide que cooperen para hacer posible esa libre decisión, como recogen los untos 2 y 3 siguientes del citado artículo, que requiere ser reformado inmediatamente.

De hecho el legislador es conocedor de esta barbaridad y concreta en el punto 4 de este artículo lo siguiente: “4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo” En lugar de premiar la compasión de quienes, aún con dolor, ayudan a dejar de vivir a seres queridos, se les penaliza. Y ello es así porque los políticos, hacedores de leyes, no se creen que las personas somos libres hasta ese extremo.
Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Jubilación y desempleo, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

people_sitting_resting_waiting_man_woman_elderly_person-6238752

En este año para jubilarse se precisará tener cumplidos 65 años, y tener cotizados 36 años y seis meses, en caso contrario se requiere ser seis meses mayor. La cuantía se calculará sobre lo cotizado los 21 años anteriores. Cada vez se aumenta el tiempo que debe haberse cotizado para calcular la pensión y cada año se precisa tener más años cotizados y más edad para jubilarse. Esto supone que a medida que transcurran los años menos personas van a ir dejando hueco para que otras personas puedan sustituirlas en el trabajo. Ya que además de tener más años, se exige haber cotizado más años.

Por otro lado quienes van accediendo al mercado laboral lo van haciendo con mayor edad, de forma que cuando lleguen a tener edad para jubilarse no tendrán suficientes años cotizados para ello. En definitiva un proceso diabólico que en nada ayuda a mejorar las expectativas de encontrar empleo, todo lo contrario.

A escases de puestos de trabajo se agudizará ya que los sistemas productivos cada vez requieren de menos carga de trabajo humano, el número de horas de trabajo no se reduce, sino que incluso se aumentan mediante el incremento de horas extraordinarias y la flexibilización de la contratación, y la edad de jubilarse y las condiciones para hacerlo se complican, alargando la estancia en el trabajo de personas de edad avanzada. Además el discurso al derecho de las personas a mantener la actividad laboral por encima de determinada edad, parece ser la justificación para aumentar la edad de jubilación, cuando en realidad la jubilación ordinaria es una decisión voluntaria.

El hecho de que las cuantías de las pensiones son menores que los salarios que se perciben en activo y que no existe una revalorización del nivel adquisitivo de las pensiones, ayudan a que las personas se piensen seriamente jubilarse. Este año 2017 la inflación se situará por encima del 1,7% mientras que las pensiones subirán un 0,25%, como han venido haciéndolo estos últimos años. Esto genera una pérdida de dinero que quienes se jubilan padecen, por mandato del gobierno del PP, que es quien lo impone.

En este escenario el desempleo, los empleos mal pagados o en precario, incidirán directamente sobre la reducción del número de jubilados. Por otro lado el aumento de la edad de jubilación aumentará el desempleo. Y por tanto la perspectiva de que sea sostenible un sistema que se autofinancie de cotizantes a la seguridad social se antoja un espejismo. Urge reducir la jornada laboral, garantizar la estabilidad en el empleo y salarios dignos, adelantar la edad de jubilación incentivándola y de esta forma se podrá vislumbrar una modelo social de pleno empleo. Y ello es posible si se reparte trabajo y riqueza.

Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Incoherencias deseducativas del PSOE, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

educacion1

La señora LUZ MARTÍNEZ SEIJO, responsable de Educación del PSOE estatal, en declaraciones efectuadas el pasado día 30 de noviembre indicó lo siguiente: “Reducir la tasa de interinidad es para nosotros una prioridad y de vital importancia para el correcto funcionamiento del sistema educativo”.

Evidentemente esta señora no se ha enterado de que su partido, el PSOE viene gobernando en Andalucía 35 largos años, que no han sido de buenos para la docencia interina. No se comprende cómo se permite predicar de esta forma, se supone que al PP del Sr Rajoy, cuando su partido hace lo mismo en las comunidades que gobierna. En el caso andaluz la comparativa es muy clara porque ha detentado el poder de la Junta de Andalucía siete lustros.

Tampoco se comprende como conteniendo en sus siglas la O de obrero, no haya el PSOE caído en la cuenta de que la clase obrera nunca ha transigido con cambiar unas personas trabajadoras por otras. Mediante el truco de las oposiciones, se ha dedicado el PSOE andaluz a despedir a miles de interinas e interinos sustituyéndolos por otras personas. Cuando no, con el pretexto de la “crisis”, dejar en la calle a más de 4500 docentes.

De la estabilidad del personal no docente ni “mú”, y eso que el PSOE andaluz se ha dedicado a cambiar puestos de trabajo estables y con condiciones dignas a empleos eventuales en condiciones leoninas, externalizando todo lo que se ha puesto a tiro y especialmente a monitoras y monitores de todo tipo y personal de limpieza y auxiliar.

Por otro lado la Sra. LUZ MARTÍNEZ SEIJO declaró también que: “tanto las CCAA como la mayoría del Congreso coinciden con las organizaciones sindicales en la necesidad de impulsar un verdadero proceso de estabilización del empleo en el que se tenga en cuenta la experiencia docente como un factor que incide positivamente en la calidad educativa y se compense al profesorado interino afectado por años de precariedad laboral”.

Con lo fácil que supondría asumir que LOS QUE ESTAN SE QUEDAN y punto. Porque todos llegaron por concursos públicos, transparente y objetivos. ¿Qué más capacitación, que el ejercicio satisfactorio de la docencia durante años? Porque todos los políticos, tanto del PSOE como del PP, confunden acceso a cuerpos de funcionarios con trabajar en la docencia. Cuando les viene bien se conforman con las bolsas, y cuando no, como locos, a convocar oposiciones, que sólo cambian unos trabajadores por otros.

Que la Sra Luz, de luz a la Sra Susana y que el gobierno socialista andaluz sea coherente y garantice que todos los que están se quedan.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: La librería, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

libros2

La directora Isabel Coixet nos deleita con una película que dirige y guioniza, adaptando la novela de Penelope Fitzgerald. Una película coproducida por varias empresas pertenecientes a países como España, Reino Unido y Alemania.

Si se busca una reseña de la cinta se encuentra lo siguiente: “En un pequeño pueblo de la Inglaterra de 1959, una mujer decide, en contra de la educada pero implacable oposición vecinal, abrir la primera librería que haya habido nunca en esa zona.” Sorprende que quien esta reseña realiza haya perdido el hilo argumental principal de la trama. Ya que Isabel Coixet nos presenta una auténtica lucha de poder entre la “Señora” y principal fortuna del pueblo y una mujer, viuda, que sólo desea abrir una librería, para de esta forma mantener el recuerdo de su marido muerto hace 11 años en la guerra. Una historia como muchas otras que va de “pez grandes se come a pez chico”, envuelta en un ritmo narrativo y un lenguaje audiovisual bello y sereno. Alfonso de Vilallonga presentó en Barcelona la banda sonora de la película con un sexteto de cuerda y la voz y la trompeta de Andrea Motis el pasado 1 de noviembre en Luz de Gas, Festival de Jazz.

Cuando esta librera se interesa por un local abandonado para instalar la librería, la “Señora” de la mansión que domina el pueblo, se empeña en desalojarla, con el pretexto de convertirlo en un centro de arte. Como la voluntad de la librera es inquebrantable, articula la terrateniente, dueña de medio vecindario, un plan que consiga su objetivo.

Este discurso cinematográfico se acompaña de excelente fotografía y secuencias de los entornos naturales de un pueblecito de pescadores, donde casi nadie lee, excepto un hombre entrado en años que sólo sale de su caserón para pasear en solitario y que decide ayudar a la libera en este desigual combate.

Los acontecimientos que se suscitan a partir de este momento tienen un desenlace sorprendente. No es cuestión de contar el final, ni la trama, delicadamente contada por Isabel Coixet. No son los vecinos los que aíslan a la librera, sino el poder de la Dueña, que ejerce inmisericorde por el mero hecho de detentarlo. El final sorprende porque quien menos se espera “ajusta” las cuentas, impartiendo justicia humana, al más puro estilo anarquista. Sin duda del gusto de Durruti, del que el 19 de noviembre de 2017, conmemoramos 81 años de su muerte en el Madrid de la guerra.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Empacho mediático, oscuridad informativa, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Obra_de_arte_sobre_medios_de_comunicacion_en_el_proceso_autonómico_andaluz2

Y es que de medios se trata donde, con mayor frecuencia, se proyectan espectáculos “noticiables” y muy poca información. Este fenómeno acaba empachando a un sector, cada vez más numeroso de personas que dejan de ser oyentes o espectadores de unos “shows” inconsistentes e incluso ridículos, con vocación de convertirse en espectáculos, que generan expectación momentáneamente y que mediante el continuo y machacón rosario de programas de opinión y de insultos, sobre cualquier asunto, provocan hartazgo y hastío en seres inteligentes que se afanan por resolver situaciones cotidianas para poder disfrutar de un merecido descanso y un tiempo, desgraciadamente cada vez más escaso, para un reparador ocio.

Esta proliferación de programas de opinión viene de la mano del progresivo desmantelamiento de las líneas de investigación informativa, producido en las últimas décadas en todas las empresas dedicadas al periodismo. Pocos programas y secciones informativas mantienen la plantilla de profesionales necesarias para la indagación periodística, que permite el saludable y necesario ejercicio de ofrecer información veraz y relevante, socialmente hablando. Concitar a varios contertulios, que mucho opinan y poca información aportan, hacer entrevistas a una “opinador”, más o menos conocido, es una manera muy económica de cubrir un tiempo de emisión. Ya que aunque se pretende que se diga lo que se sabe, esto suele ser tan poco, que se acaba compitiendo en una gresca inútil informativamente hablando, abundando el recurso al ataque personal porque no se posee información que permita el contraste o argumentos para rebatir al “contrario”.

Un juego de mentiras, verdades a medias, falacias e incluso invenciones inverosímiles, que pretenden distraer a oyentes o espectadores sin aportar información contrastada alguna. Mientras tanto se retroalimentan los intereses de uno u otro signo y la resultante son programas informativos que no sólo no informan de “esto”, sino que además ocultan “aquello”.

Desde que se armó el Show del catalanismo secesionista nada en este país parece haber ocurrido, sobre todo lo que se relaciona más directamente con la corrupción de los partidos políticos protagonistas de tanta opinadora tarea. Ni uno sólo de los independentistas busca a los Pujol de ideología nacionalista catalana, ni se acuerden de Convergencia Democrática de Cataluña, hoy el PDCAT de Mas y Puigdemont… Tampoco de las tramas de la corrupción del PP, Gürtel and Company, ni de los dislates del PSOE Andaluz con ERES y fondos europeos para la formación… Estas maniobras mediáticas para enfatizar un asunto, angostando la indagación informativa sobre otros, entretienen y distraen al respetable, consiguiendo que pase desapercibido que hasta el mismísimo M. Rajoy, por ejemplo, solo sea indiciariamente un corrupto.

Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Principio de Jerarquía en los Presupuestos Generales, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

images-31

En el último trimestre de cada año llega el tiempo de los Presupuestos Generales, bien de las instituciones estatales o autonómicas o provinciales o comarcales o locales. Mucho “o” para un único pagador, el pueblo, que en distintas formas, con distintos recursos, con diversos instrumentos legales es “ordeñado” con regularidad y puntualidad germanas.

Para hablar de Presupuestos es preciso contar con dos grandes partidas: Ingresos y Gastos. Normalmente se supone que el Gasto necesario, el imprescindible, es el que debe orientar la obtención de ingresos. Pero el arte de hacer la “carrera” política lleva a darle la vuelta al proceso ya que el problema fundamental es como gastar lo ya recogido o pendiente de recoger. De forma que al final, el arte de hacer posible lo necesario es sustituido por el arte de gastar cuanto más mejor, para mayor gloria de quien gasta, que de esta forma queda investido como benefactor de las comunidades.

Si alguna fuerza política con vocación de servir al pueblo desea hacer aportaciones a la confección de unos presupuestos generales debería fijar algunos criterios que le ayuden a ello. El primero es establecer un ordenamiento jerárquico del gasto, en función de la mayor necesidad del pueblo, que es quien paga los impuestos.

A poco que se piense surge la salud como un referente obligado. Cada persona tiene derecho a la salud, ya que si ella toda actividad humana queda mermada e incluso paralizada. Por ello tiene sentido que la primera partida presupuestaria se dedique a garantizar, además de la atención médica, la vida en ambientes saludables, no contaminados, la disponibilidad de agua potable y la capacidad de poder vivir bajo techo, una vestimenta y calzado adecuados al medio ambiente y una sana alimentación.

Todo ello conjura los peligros de enfermar y a ello deben dedicarse en primer lugar todos los esfuerzos presupuestarios. Una vez garantizado este supremo bien, se acometerá la redacción de otras partidas presupuestarias comenzando esta vez por la Educación. Hasta tanto el presupuesto general no garantice a cada persona este derecho a la salud, no tiene sentido seguir “invirtiendo” en nada. Este principio de Jerarquía llevaría a la paralización de proyectos faraónicos para mayor gloria de los políticos de turno, que por cierto como están en esto de la política por “vocación”, no cobrarán un euro si no quedan dineros para ello.

Sorprendentemente este principio de Jerarquía presupuestaria se viene aplicando, no es nuevo. Pero la ordenación del gasto se viene realizando aplicando el criterio de “primero mi sueldo”, mi carrera política, después la casa real, el favor a mis amigos y “clientes” empresarios, banqueros, el pago a las gentes “a mi servicio” …. y luego, muy al final lo que precisa el Pueblo. La posibilidad de dar la vuelta a este proceso la tiene el Pueblo en cada cita electoral.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: El ingrediente que falta para la secesión, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Estelada_humana_a_Manresa1

Para que un movimiento secesionista sea viable se requiere que la parte que desea escindirse tenga suficiente poder para imponer su deseo. Este poder puede venirle de su capacidad para imponer condiciones o de la falta de interés de parte contraria en retenerla unida.

En el caso de Catalunya en tres ocasiones algunas gentes catalanas han pretendido escindirla bien de la corona de Felipe IV en 1641, la intentona de 1714 cuando Felipe V, Borbón ocupó Barcelona, meses después de que Francia se retirara de Cataluña o de la España republicana en el 1931 o el 1934. En esas ocasiones la intervención del quien gobernaba España abortó el movimiento secesionista, siendo la causa esencial la falta de apoyo exterior.

Precisamente en la España de 1640 se produjeron dos intentos separatistas: Portugal y Cataluña. El primero se consumó por el apoyo de Francia y el reconocimiento de la entonces comunidad internacional contraria a la Casa de Hausburgo. En Cataluña fue notable el cambio que se produjo en 1641 cuando, después de la proclamación de la república Catalana y ante la llegada de las tropas de la corona, el presidente de la misma la finiquita, apenas unos meses después, proclamando como Conde de Barcelona a Luis XIII rey de Francia. Esta nación extranjera incentivó los dos intentos de secesión del territorio hispano, consumándose el portugués y abortando el catalán. En los intentos protagonizados en 1931 y 1934, la facción independentista no contó con reconocimiento ni apoyo exterior y eso supuso una efímera vida.

En la actualidad Puigdemont, presidente de la autonomía catalana, ha pretendido por activa y por pasiva, de manera insistente, incluso machacona, durante varios años conseguir el apoyo de la llamada comunidad internacional, mediante un despliegue de medios sin precedentes. Ha generado la Generalitat una red de oficinas en el extranjero, suerte de embajadas, que como primer objetivo pretendía generar contactos al más alto nivel político y económico. Configurándose como auténticos lobits en favor de la idea independentista, para garantizar, que una vez terminado el process, la republica catalana fuese reconocida como estado soberano. Recientemente, El Mundo publicaba: “El Gobierno regional de Cataluña contrató a una firma especializada de Estados Unidos para hacer “lobby” ante las autoridades y empresarios norteamericanos por la convocatoria de la consulta ilegal de independencia del 1 de octubre”. A pesar de la opacidad y el sigilo consecuente, puede afirmarse que se han destinado millones de euros a esta tarea, y ¡oiga!, dineros del pueblo catalán, soberanista o no, se han dilapidado en esta intentona. Una vez consumado el despropósito sería lógico pensar de que “la Generalitat ens roba”.

Hace justo un año, octubre de 2016, el confidencial publicaba que “Los nacionalistas confían en que el Estado israelí les proporcione créditos cuando pierdan el respaldo del Banco Central Europeo”. Hasta el momento el Estado de Israel no ha manifestado su apoyo a la declaración de independencia. A pesar de alguna que otra manifestación de personalidades extranjeras lo cierto y verdad es que ningún país ha reconocido la independencia proclamada por Puigdemont el 10 de octubre. La falta total de apoyo del gran capital, hacen inviable cocinar la secesión.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Mareas verdes otoñales, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

lomce1

Cuando las instituciones, que se suponen deben representar los intereses del conjunto de la sociedad, dejan de cumplir su función, se convierten en un inconveniente para resolver las situaciones que la población siente como problemáticas, insatisfactorias, siendo ineficaces para atender sus necesidades. Es en ese preciso momento cuando pasan estas instituciones a ser una parte del problema.

Dentro de esta categoría de “instituciones” se encuentran, además de los organismos de las administraciones públicas, los sindicatos y partidos políticos. Esto explica el sentir mayoritario de la sociedad de rechazo y la urgencia de prescindir de estas instituciones que han perdido legitimidad representativa a fuerza de no contar con la ciudadanía, en el caso de la administración, ni con las personas afiliadas a partidos y sindicatos.

Desde hace 40 años, en este país no se ha contado con la población para afrontar soluciones a los problemas comunes. Y este ninguneo a nadie preocupaba, ya que se partía de un plus de confianza del pueblo hacia sus gestores y organizaciones, que entendían defendían los intereses comunes. Pero después de no pocas prácticas corruptas, de una escalada de miles de dirigentes a puestos bien remunerados y de una absoluta falta de sintonía con las necesidades sociales, las gentes han comenzado a experimentar que estas instituciones no las representan y que deben ser ellas mismas las que impongan la razón y el derecho que se cubran sus necesidades básicas mediante unos servicios públicos de calidad. De entre ellas la Salud y la Educación surgen como elementos emblemáticos de sociedades modernas y avanzadas.

Para exigir soluciones a los graves problemas de la sanidad en el Campo de Gibraltar la ciudadanía, convocada por plataformas ciudadanas, ajenas a partidos y sindicatos, tomo las calles tanto en La Línea de la Concepción como en Algeciras. El próximo día 10 en Educación, otra iniciativa ciudadana, Marea Verde, ha convocado un paro en todos los centros educativos de 12 a 13 horas, animando a que se sume toda la comunidad educativa de cada centro. Se exige una dotación de profesorado que garantice las enseñanzas, que se cubran las bajas que se producen, se atiendan las necesidades especiales del alumnado, se climaticen los centros.

En definitiva se exige públicamente que los centros educativos de la comarca funcionen mejor de lo que han venido haciéndolo, estando obligada la administración de la Junta de Andalucía, recaudadora de impuestos, a aplicar los recursos precisos para ello.

Tanto la Marea Blanca, en Salud, como la Marea Verde, en Educación, han llegado, en este tiempo otoñal a este territorio, con la vocación de empujar de múltiples formas para que los derechos a la salud y educación estén dignamente asegurados para todas y todos.
Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Planificar las pasiones, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

demonstration-549033_960_7201

La conducta humana suele estar dirigida por la razón a la que en unas ocasiones se suma la pasión como fuerza que empuja a la acción y en otras es sustituida por esta de forma que la pasión dirige y anima al mismo tiempo.
La pasión emparentada con el padecer puede convertirse, y con frecuencia así ocurre, en un desenfreno, un desmedido sentimiento que arrastra la vida más allá de la razón, haciendo esclava a la voluntad del frenesí pasional. Creando el espejismo de que quien padece la pasión sigue teniendo capacidad para decidir y competencia para discernir.

¿Qué sería de la vida sin pasiones? Un erial estéril, de sentimientos neutros, que abocarían a la mayor de las depresiones y desesperanzas. Bueno es tener pasiones en la vida. Necesarias son para impulsar la conducta hacia lo deseable, lo que se precisa para conseguir la felicidad. Sin embargo, al igual que el agua encauzada brinda múltiples beneficios y desbordada es causa de grandes males, así aquello que nos apasiona debe acotarse en un afán de delimitar y diferenciar el ser uno mismo, el yo personal y sus circunstancias, de la tendencia pasional.

Para ello nada mejor que reconducir la conducta mediante una razonable organización del tiempo. Porque vivir sólo se puede materializar en momentos de vida. Adjudicando estos fragmentos de existencia de manera inteligente la pasión nos conduce a las metas deseadas, salvaguardando el equilibrio emocional que permite la serenidad del ánimo y la reflexión necesaria para cualquier planificación.

Surge pues la necesidad de planificar las pasiones de manera que nunca se conviertan en el todo y si asuman la benéfica parte que le corresponda. Y esta planificación temporal queda sujeta al artilugio medidor del tiempo, el reloj, que se convierte en un aliado poderoso al quedar, cual Ulises atado al mástil de la nave, fuera del alcance del sugestivo canto de la pasión, ya que quien la padece sabe que lo inunda todo, lo quiere todo incluso pretendiendo inmolar la vida de quienes la padecen.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Direcciones educativas controladas políticamente, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

educacion1

El consejo de gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el texto del nuevo decreto que regula el nombramiento de las personas que asumirán las direcciones de los centros educativos andaluces y que una vez publicado en el Boletín Oficial será norma.

El gobierno del PSOE podría ser coherente con las desaforadas críticas que hizo, y hace, a la LOMCE (Ley Orgánica Mejora Calidad de la Educación), la ley del PP, y desarrollar un marco de mayor transparencia y participación de las comunidades educativas en la elección de directoras y directores en centros educativos andaluces. Ha preferido la incoherencia porque en definitiva pretende aumentar el poder político sobre las direcciones de los establecimientos escolares. Esto se refleja en que sólo en un 44,5 % podrán intervenir las comisiones de consejos escolares en esta importante tarea.

Es la Administración educativa la que tiene un peso decisivo a la hora de elegir a los candidatos. Así aunque el Gobierno Andaluz afirma que se mantiene el papel de la comunidad educativa en la elección de la Dirección del Centro, en realidad su papel es meramente de comparsa. La LOMCE fija en al menos un 30 % la participación de la comunidad educativa. Podría el PSOE andaluz ser coherente y atribuirle mayor protagonismo. Pero políticamente el PSOE quiere seguir “mangoneando” las direcciones de los centros atribuyéndose el 55% del resultado selectivo.

Además de dejar en anecdótica la participación de la comunidad educativa y a pesar del boato y liturgia para de “manera participativa” elegir la dirección del centro, el decreto sigue otorgando el máximo control sobre estas a los estamentos políticos que pueden cesarlas inmediatamente utilizando un simple procedimiento administrativo, no regulado y por tanto dejado a la discrecional del político de turno, Así se concreta en el artículo 12, Cese de la dirección: ”El cese del director o de la directora se producirá en los siguientes supuestos:… d) Revocación motivada, por la persona titular de la correspondiente Delegación Territorial, a iniciativa propia … por incumplimiento grave de las funciones inherentes al cargo de director. En todo caso, la resolución de revocación se emitirá tras la instrucción de un expediente contradictorio, previa audiencia al interesado y oído el Consejo Escolar.”

De este tipo de expedientes ya hay experiencias, muy desagradables por cierto, precisamente para un director cesado fulminante y políticamente por el delegado provincial. Cese que fue recurrido y ganado ante tribunales, que en sus considerandos se deshicieron en reproches al político de turno y que supuso la pérdida del honor, el daño moral, profesional y económico del docente. El daño está hecho y sobre todo el político siguió haciendo escarmiento entre el colectivo de directores y directoras que recibieron el mensaje de quien mandaba.

Dictadores en plena ¿democracia? En una sociedad democrática las normas deben garantizar la objetividad en la valoración de méritos y las garantías en caso de sanciones. El capricho político no debe nunca tener la oportunidad de manifestarse. Este desgraciado Decreto ahonda, si cabe aún más, en este empeño del PSOE de seguir controlando políticamente a las direcciones de los centros educativos andaluces.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube