Tag Archive for rafael fenoy

Opinión: Los números de Susana, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Finalizaron las “Primarias del PSOE” que, dicen, permiten cerrar heridas, roturas… En breve se verá si esto es así. Aunque se antoja que tanto poder puesto en entredicho, por la afiliación del PSOE en las urnas, no barrunta buenos tiempos. Y el dato más positivo es la enorme participación, ya que el 80,3 % del censo de personas afiliadas socialistas se acercó a votar.

Los ganadores: Pedro Sánchez, el que más y Patxi López, que podía haber hecho el ridículo y el respaldo del 9% lo deja en un digno “tercer lugar”. De no haber entrado en liza Patxi, autoproclamándose la tercera vía, posiblemente la victoria de Pedro sobre el susanismo, felipismo y zapaterismo hubiera sido mucho más contundente.

La victoria de Pedro Sánchez, se verá a no mucho, bien pudiera calificarse de “pírrica”, ya que el ganar no supone, en modo alguno, controlar los poderes dentro del PSOE. Los estatutos no han cambiado y con ellos en la mano hicieron que Pedro dimitiera no hace tanto. Por otro lado, el congreso del PSOE, a un mes vista, puede ser la ocasión del aparato para ampliar su control con una ponencia marco que ataría las manos a la secretaría general y, además, en el parlamento el grupo socialista se alineó mayoritariamente con quienes derrocaron a Pedro y pretendían aupar a Susana. Y un Secretario General no tiene tanto poder como para imponer disciplina de voto en el parlamento o senado.

La gran perdedora de todas todas: Susana. Evidentemente se ha quedado descompuesta, ya que la garantía recibida del aparato como “Yegua ganadora” se ha esfumado en las urnas, que con el anonimato, han roto la presión del miedo a quienes, por más que compromiso, tuvieron de mala gana que firmar el dichoso aval en su momento. Y es que el aparato del partido controla a un buen número de persona que dependen directamente de los “favores” que se les hace o deben hacer.

El PSOE desde las elecciones de 2015 cuenta con 20.828 concejalas y concejales. Añadir algo más de 10.000 cargos de la administración, incluyendo los asesores, sin dejar de lado alrededor de 4.000 “militantes” colocados en cargos de dirección y consejos de administraciones de empresas públicas, cuyo número se calcula en 2.500. Suponen una fuerza numérica proclive al aparato.

Sumémosle familiares amigos y conocidos de estos y la resultante permite apreciar de donde han salido los 59.000 votos de Susana, que por cierto no llegan a los 60.231 avales presentados en apoyo de su candidatura. Y la pregunta es obvia: ¿Cómo es posible que miles de personas que avalaron a Susana no la hayan votado? ¡Claro! El aval no era anónimo. ¿Mucho compromiso? ¿Mucho miedo? A Susana debe preocuparle esta deserción de “fieles”, más que otro asunto. Porque puede llegar a la conclusión de que sus días en primera línea de la política están contados.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Estimado Empresario, también Vd. puede hacer algo, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

stress-2051408_960_7201

La situación socio económica desastrosa que vive esta tierra motivan esta misiva. El implorar, al cielo de los gobiernos, remedios, no parece que de resultado alguno, por más que los políticos que los apoyan pretendan justificar lo injustificable. El empresariado se guarda mucho de protagonizar nada que no sea el lanzamiento de su negocio, y es normal. No es un reproche. De hecho, una de las mayores dificultades, para que la participación democrática aumente en calidad, reside en que un sector de la inteligencia, que sin duda forma parte del empresariado, se inhibe cuando de propuestas ciudadanas se trata. Precisamente para evitar el señalamiento que supone apoyar algunas medidas propuestas por uno o varios partidos.

Muchos, quizás como Vd. sean comerciantes. Entonces el hándicap para expresarse con libertad es inmenso. Su clientela es muy variopinta y ¡claro!, al cliente de siempre, o al futuro, no se le debe importunar. Si su empresa le trabaja al Estado, o a alguna administración pública, importa, y mucho, el color político de la misma. Por otro lado Vd. asume, inteligentemente, que esto de la participación por representación del pueblo, puede ser un señuelo y que participar públicamente en este laberinto no le trae cuenta. Porque Vd. sabe que quienes mandan, de verdad, no están en los parlamentos ni en los gobiernos. Que quizás todo es una gran mentira.
Y por eso Vd. a lo suyo, a su empresa, que bastante tiene con llevarla para adelante, sobre todo en tiempos tan aciagos. Además, salvo raras excepciones, Vd. es autónomo, y le preocupa lo que le quedará de paga como pensionista que es “ridículo”, mucho más que ridículo, contando con su sueldo, el que Vd. se pone, de muy superior categoría, comparado con la exigua pensión que le quedará después de haber dedicado a su empresa toda su vida. Y no es una exageración, ya que Vd., como buen empresario no acaba de distinguir entre su casa y su hacienda.

El próximo 18 de mayo, jueves, posiblemente en horario de tarde, está prevista, en Algeciras, una magna manifestación de todo el Campo de Gibraltar, por la DIGNIDAD de un pueblo, al que el PP le quita el pan y la sal. La necesaria mejora de la vía del tren Algeciras – Bobadilla, entre otras urgencias de salud y desempleo por ejemplo, no se concretará, ni este año ni los venideros. El horizonte de 2020, quedan tres escasos años, se antoja insuficiente plazo para terminar esta obra que supone una inversión de 1300 millones de euros. El PP dio en 2016, 50 millones, que no se gastaron, y en los presupuestos 2017 reflejan 20 millones de euros. A este paso se requieren 60 años para culminar este asunto.

El día 18, Vd., como empresario, tiene la oportunidad de facilitar la asistencia a la manifestación de las personas que le trabajan y además de sumarse personalmente a esa acción reivindicativa ciudadana. Y para ello nada mejor que un cierre de su empresa o establecimiento. Un cierre general de todas las empresas del campo de Gibraltar son palabras mayores que serán, sin duda, escuchadas por el Partido que gobierna. Y si sigue sordo ¡ya le vale!

Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: El 1 de mayo de nuevo “corrupto”, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

manifestacion 1 mayo2

Y es fiesta, como siempre, y con puentes festivos en buen número de lugares, que descafeínan esta efemérides de horror y honor. Desde 1886 van ya 131 años de la reivindicación obrera de las 8 horas de trabajo diarias. Se conmemora cada 1º de mayo el asesinato “legal”, por ahorcamiento, de los 5 obreros llamados “Mártires de Chicago”, después de reprimir a tiros, las “fuerzas del orden” en Chicago (USA), manifestaciones multitudinarias, que exigían el derecho al descanso de las gentes trabajadoras.

Después de tantos años es evidente que seguimos con el mismo asunto sin resolver, por lo que este 1º de Mayo se volverá a asumir el fracaso de un sindicalismo que se ha dedicado a pactar y pactar y que convive con el poder sin plantar cara abierta y decididamente. Un sindicalismo que adormece las conciencias con los cuentos de las “negociaciones”, de los “males menores”, del “pragmatismo” que a fin de cuentas permite la secuencia de dominación que la clase dirigente establece sistemáticamente sobre las gentes dirigidas, esclavizadas, embrutecidas a fuerza de “ Menos Pan y más Circo” Este 1 de Mayo se ofrece más fiesta, más “Circo” mediático, para enmascarar que los anti sistemas son los que han diseñado este sistema corrupto, que los anti sistemas son los que defraudan, los que se enriquecen robándoles a las gentes los dineros requisados con los impuestos que ellos imponen a fuerza de leyes anti sistemas. Una corrupción que es compartida por quienes se arriman al poder corrupto, porque el poder corrompe y si se ejerce mucho y por mucho tiempo, corrompe mucho más.

Este 1º de Mayo no puede ser festivo, aunque lo hayan hecho. Quienes se sienten estafados, trabajadores por cuenta propia o ajena, todo el que trabaja, la inmensa mayoría del pueblo, deben sumar las voluntades para parir una forma de convivir que permita la democracia directa, no representativa, el control cercano de la ciudadanía de la gestión de los asuntos públicos y rechazar la “profesionalización” de la política y del sindicalismo, autenticas esencias de la corrupción. Después habrá que derogar las dos últimas Reformas Laborales, las leyes Mordaza y sus nefastas consecuencias. Instaurar una Renta Básica como garantía de supervivencia en un mundo donde trabajaran cada vez más las máquinas y menos los humanos, garantizándoles condiciones dignas y una autentica conciliación de la vida laboral y familiar y para ello los Servicios Públicos deben ser Derechos Esenciales de todas las personas. Hasta tanto ¿qué hay que celebrar?.

Fdo.Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Un tren de Plataformas, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

DSCN69551

Los medios de comunicación se hacen eco de distintas reuniones en las que grupos políticos, sindicatos y otros colectivos ciudadanos sobre la mejora de la vía del tren desde Algeciras hasta Bobadilla y que sea una realidad, antes de que se acaben los tiempos. Parece asunto bíblico este de la mejora de una vía que desde hace 100 años se viene constatando necesita mejorarse. Sin embargo dirigentes del PP, no sus gentes, no quieren ni oír hablar de este asunto, como tampoco quisieron tocarlos los dirigentes del PSOE. Y es más que seguro que quienes se suponen deben hacer negocios con esta mejora del tren, los grandes capitales, las grandes industrias… tampoco hayan tenido interés alguno.

Del conjunto de propuestas que se hicieron en alguna de estas reuniones una parece suficientemente interesante por su carácter metodológico y que consiste en que la gran plataforma, de movimientos ciudadanos, sindicatos, partidos políticos y asociaciones empresariales, se constituya en foro permanente para enfocar las soluciones a múltiples problemas que las gentes de este territorio padecen. Que ahora, con esto de las enmiendas a los presupuestos del Estado, toca el Tren parece razonable. Pero que no quede en el olvido que los graves asuntos son el desempleo, la crisis del comercio y la pequeñísima empresa y autónomos, la penuria en la salud de la zona y los asuntos relacionados con la Roca, por aquello del empleo que genera. ¡Ah! Y que estos asuntos son de todo el territorio de la bahía, no sólo algecireños.

Ya se han ido concretando algunas acciones por la Salud laboral, esta tarde de miércoles en CGT se inicia la plataforma en defensa de las Pensiones ¡ojo con este tema!, mañana jueves en la politécnica una mesa de expertos sobre el Tren; al día siguiente 28 día mundial de la salud laboral manifestación por las leoninas inspecciones médicas en el pandero; el 1 de mayo, que ya está aquí, recogerá varios asuntos; el día 13 de Mayo una marcha desde Algeciras por el Tren convocada por CGT y Podemos, antesalas del día 18 de Mayo. Por ello importa que la fecha del 18 de mayo, en el que se pretende hacer confluir a 10.000 voluntades, sea un punto de partida y no sólo un aldabonazo más en la triste, por ridícula y mezquina, lucha partidaria.

Se equivocan quienes dirigen el PP en este territorio si analizan este asunto en clave de reyerta entre partidos. Se equivocan quienes pretendan utilizar al “pueblo” en su especial envite contra Rajoy. Quedan pocos días para conseguir que muchas familias comprendan que esto del tren va con ellas, con sus más inmediatos intereses y que quedarse en casa el 18 es dar lustre a quienes les quitan el pan y la sal. Este 18 de Mayo, puede ser el momento en el que el país entero perciba una pizca de orgullo en este pueblo y ello consiga compensar las presiones que el gobierno del PP recibe para no invertir realmente en la mejora de las infraestructuras de esta zona. Si el 18 se unen voluntades es el momento de seguir juntos reivindicando tanto y tan necesario para tantos.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Crowdsourcing Populares para el tramo Algeciras Bobadilla, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

tren trenes ferrocarril 1 (9)2

La famosísima mejora de la infraestructura ferroviaria, por tristemente invocada, implorada, exigida –eso sí, con la boca muy, ¡muy chica!- por políticos mudos, ciego y sordos, por empresarios descreídos, por agentes sociales pedigüeños; como tema ha permitido a todos, ¡todos!, salir en los medios de comunicación dando la imagen de que “están en ello”. Es claro que si la montaña no viene, habrá que ir a por ella. Por eso siguiendo la frase del Presidente Kennedy “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.”, parece que no queda más remedio que mirarnos unos a otros y asumir que estamos más solos que la una y que si es nuestra responsabilidad, crear un futuro para quienes nos preceden, no nos queda otra que ponernos manos a la obra dejando de “rogar” tanto y dando algún mazazo que otro.

La PROPUESTA: Mover todas la energías de este territorio que, hasta que no sea INDEPENDIENTE y de la Unión, no levantará cabeza; iniciando una campaña para la financiación y gestión POPULAR del tramo Algeciras Bobadilla. Mediante un Crowdfunding y un Crowdsourcing que permitan realizar la inversión monetaria y energética suficiente, valorada en 1200 millones que son precisos. Ya que desde 1917, se viene hablando de esta necesaria mejora del tren, hace 100 años ahora, la variable tiempo se antoja favorable ya que lo importante puede hacerse “sin prisas, pero sin pausas” como dijera Adolfo Suarez, primer presidente al inicio de esta larguísima transición hacia la democracia. Porque esta propuesta es de verdad DEMOCRÁTICA, ya que el pueblo es el que gobierna.

¿Que qué son un crowdfunding y un Crowdsourcing? El primero es una “Cooperación colectiva, llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos”. El segundo, relaciona masa (crowd) con externalización (sourcing) y hace referencia a una “subcontratación voluntaria” que permite adjudicar “tareas que, tradicionalmente, realizaba un empleado o contratista, a un grupo numeroso de personas o una comunidad (masa), a través de una convocatoria abierta.” Ambos dos procesos permitirían hacer posible esta visión contando además con datos más que favorables: La zona desarrolla la actividad portuaria más importante del Mediterráneo, cuenta con los dos polos industriales más importantes de Andalucía, el petroquímico y el siderometalúrgico, en torno a estos dos “emporios” se entrelazan intereses empresariales y financieros de primer orden. Vecina a la población con mayor renta per-cápita del planeta y enlace con el continente africano. ¿Se puede pedir más? Pues sí, porque está densamente poblada, ya que el arco de la bahía da cobijo a algo más de un cuarto de millón de habitantes.

A este esfuerzo colectivo están llamadas todas las grandes industrias y corporaciones y también la ciudadanía que podría “objetar” fiscalmente las aportaciones económicas que buenamente pudiera. Las pequeñas empresas, en un número importante, especializadas muchas de ellas en la construcción, establecerán sinergias para participar activamente de todo el proceso productivo necesario. ¡Cuántos puestos de trabajo nuevos se crearían!, ¡Cuántos beneficios de todo tipo se obtendrían! Va siendo hora de dar trigo.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Entre líneas, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

libros2

El que hoy en día se lea mucho o poco, no para de ser objeto noticiable, bien a fuerza de descarnar la última encuesta sobre consumos culturales, la posición del alumnado español en las pruebas PISA, el último informe del CIS, del INE o la universidad de turno, sobre hábitos lectores.

Más allá de los análisis, que sobre los niveles de lectura se haga, es indudable que hoy se lee mucho más que nunca en España. El acceso de la palabra escrita a las personas se ha facilitado, extendido e impuesto de manera contundente. En una sociedad casi analfabeta, como ha sido la española hasta las últimas décadas del siglo XX, leer era casi imposible porque los textos escritos no estaban presentes en muchos entornos sociales.

De hecho trabajar en los sectores primarios e incluso secundarios de la economía española no requería pericia lectora. En las escuelas se carecía de bibliotecas y el alumnado, que podía, sólo tenía acceso a una monocroma “enciclopedia” o “catón” que contenía todo lo necesario para ser aprendido, ¡ah! y en las casas ni un solo libro.
Hoy hay quien se queja de que se lee poco.

Sin embargo el consumo lector se ha multiplicado de forma exponencial y esta tendencia no para de crecer. La lectura se hace a diario, dedicándole un tiempo importante. Los mensajes de textos en los medios digitales, los múltiples avisos escritos que la ciudadanía recibe tanto por correspondencia, como mediante cartelería, el bombardeo publicitario en todo espacio público, los textos que acompañan casi de forma imperceptible a los audiovisuales, en las pantallas de cine y televisión, o las lecturas más sosegadas de revistas, periódicos e ¡incluso libros!, dibujan un panorama nada desértico en cuanto a la lectura.

Entonces ¿a qué viene tanto discurso catastrofista sobre la ausencia de lectores? Es evidente que la industria editorial, la que se dedica a vender textos, no pasa por un buen momento. Es más parece llamada a transformarse para no morir, tal cual la conocemos. Esto no quita el reivindicar no tanto la cantidad sino la calidad de lo que se lee y también la necesidad de poder disfrutar cierto sosiego para la lectura, aunque sea entre líneas.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Derechos Torcidos, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

overprotective1

En este tiempo de desamparo, en esta etapa política, que dura ya largos años, la inmensa mayoría de la población ha perdido mucho. Sobre todo la confianza en un sistema político que se presentó, después de la larga noche dictatorial, como una etapa de esperanza, prometiendo que a fuerza de esfuerzo todo lo necesario sería posible.

Llevamos 38 años de una transición política que no acaba de finalizar y donde se repiten los viejos tics fraudulentos, los angostos comportamientos dictatoriales, los trapicheos, los enchufismos, los privilegios… de la antigua cultura autoritaria. Se han perdido en este corto, pero intenso camino, muchas ilusiones, mucho optimismo y sobre todo la seguridad de que el trabajo colectivo sostendría los derechos sociales, e incluso los ampliaría.
Y algunos han pretendido que, además de padecer la crisis, nos sintamos culpables. Y algunos siguen queriendo que veamos como normal el que el derecho a un trabajo digno en tu tierra, o que se cobren las pensiones, sean quimeras, sueños a los que se debe renunciar.

Hubo un tiempo, no hace mucho, en el que los emigrantes de la época de Franco volvían a casa, en que los hijos tenían mejores oportunidades que sus padres, en que el derecho a la salud y las pensiones eran sagrados. Ahora la nada amenaza nuestras más legítimas aspiraciones, no a ser ricos, pero si vivir con dignidad en nuestra tierra, la tierra de quienes nos precedieron y poder heredar el inmenso patrimonio cultural y medio ambiental que nos legaron.
Millones han pedido todo, sus trabajos, sus viviendas, sus ansias de vivir dignamente. La juventud es consciente de que deberá asumir cualquier trabajo, a precio de saldo, a tiempo perdido, o mucho peor tendrá que emigrar, como hicieron sus abuelos, pero sin perspectiva de regreso, porque el modo de vida ha cambiado tanto que no parece tener vuelta atrás.

Los que aún conservan el trabajo han visto como su salario ha perdido poder adquisitivo en algo más de un 15,4%. Son testigos impotentes del abaratamiento y la facilidad (injustificable) de los despidos. Por mencionar un sector, entre 2010-2016, los docentes han dejado de percibir entre 10.000 y 16.000 euros del salario bruto (sin antigüedad) dependiendo del cuerpo al que pertenecieran, y ello no ha supuesto incremento de empleo, todo lo contrario, ya que ha aumentado su jornada laboral, han desaparecido mejoras laborales a mayores de 55 años, han sido penalizados por encontrarse enfermos, se han reducido las horas “oficiales” de preparación de clases y evaluaciones, y la necesaria cooperación entre docentes.

Y quienes son responsables de estos desmanes, amén de fraudes, estafas, robos… siguen jugando a “campañas electorales” pretendiendo comunicar que su desgobierno ha sido bueno y positivo. Si de verdad alguien ve que su vida ha mejorado no debe dudar en volver a votarlos, pero si no ha sido así ¿Cómo es posible que las encuestas proclamen que millones de votantes volverán a votarlos? Una de dos: o el miedo (irracional) a Podemos, ha ganado adeptos; o quizás, mucha gente se queja, porque está de moda, y en el fondo todo, en esta corrupción autoritaria, le va muy, pero que muy bien.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: La justicia dependiente, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

justicia1

¡Que si!, Que ya se sabe aquello de la independencia de los poderes del estado democrático. En los libros de teoría política, el triangulo formado por los clásico poderes legislativo, ejecutivo y judicial aparece nítidamente marcado. Y todo porque se supone que quienes gobiernan no lo hacen motu propio por el bien del pueblo. Y ¡claro” debe haber otros poderes que atemperen las ansias desmedidas de “ponerse las botas” a fuerza de robar todo lo que se pueda, si es público mejor. Aunque han descubierto que se puede robar a otros y el Estado correr con los gastos.

La jueza Alaya hace escasos días se ha despachado a gusto en la Facultad de Derecho de Granada, en el desarrollo de una conferencia organizada por el Foro para la Concordia Civil, con el sugerente título «La independencia judicial en una sociedad democrática».

Las escandalosas verdades que pronunció se quedarán en un momento de lúcida crítica que en nada afectarán al orden establecido ya que las conclusiones se formulan desde premisas estériles si de transformar este tortuoso mundo de la política se trata. Porque al final todo está en manos de políticos. Después de la muerte de Francisco Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios, el poder monolítico ejercido por una oligarquía de grandes banqueros, grandes familias y factótums del régimen, tenía que cambiar de forma para que todo cambiara sin cambiar nada.

Y llegan los partidos políticos y los políticos primerizos que en ellos se embarcan y reman prudentemente, despacito, casi sin dejar ondas en el agua de torrenteras por donde transitaba las ansias de libertad de un pueblo al que se le prometía todo después de 40 años de dictadura. Y poco a poco fueron invadiendo todos los espacios que el poder oficial iba dejando vacíos, primero con la UCD y después con el PSOE que consumó el mapa autonómico actual, en el que florecieron sillones a miles para la casta política y se multiplicaron por 17 los poderes ejecutivos y legislativos.

Pero eso sí sin dejar que el poder judicial campara por sus respetos. Y en la constitución ya se consumó el modelo que permite que la política mangonee los tres poderes, sin que pueda existir independencia alguna.
Podría haberse optado por una división real, dejando al estamento político sólo la llave del poder legislativo, que es el único que se elige en las urnas. Y con una buena administración pública profesionalizada ¿para qué políticos en el ejecutivo? Que sea el parlamento quien dirija a las administraciones mediante las leyes, que eso es lo que debe imperar en un “Estado de Derecho”. La Justicia profesionalizada, preparada y ajustándose a las leyes del legislativo no requeriría de mayores cuidados. Pero eso no sucedió y ahora jueces y fiscales manifiestan amargamente las constantes injerencias en sus actuaciones de la política, de sus jefes políticos.

Por eso a la Jueza Alaya se le ocurre en este maltrecho panorama que sólo las acusaciones populares pueden salvar a la justicia. Animando a que se utilicen y que se les facilite medios económicos para poder ejercerlas de verdad. Estaría bien una reforma fiscal para que todos los dineros que la ciudadanía invierte en acusaciones populares pudiera desgravarse del IRPF.

Fdo Rafael Fenoy Rico

La juez Alaya rompe su silencio: «Hay una justicia poderosos y otra para los que no lo son»
La magistrada arremete contra los poderes políticos, a quienes culpa de la falta de independencia

La juez Mercedes Alaya, conocida por la instrucción de causas como la de
los falsos ERE de la Junta de Andalucía o los cursos de formación, ha
ofrecido este jueves una conferencia crítica acerca de la
independencia judicial. La reaparición de la magistrada ha tenido lugar
en la Facultad de Derecho de Granada, en un acto organizado por el Foro para la Concordia Civil.
Bajo el título «La independencia judicial en una sociedad democrática», la
conferencia de Alaya ha resultado ser un sesudo monólogo en el que ha
lamentado una y otra vez las injerencias del poder político en la
actividad del poder judicial, lo que supone un ataque contra la división de
poderes de los estados democráticos. Con bella parsimonia ha llegado, ha
dejado el abrigo sobre la silla, ha tomado asiento y ha comenzado a repartir
a zurdas y a diestras. Sin distinción de colores. Ha tenido hasta para la
prensa cuyos consejos de administración están copados por políticos.
«Los jueces están solos ante el peligro», ha señalado Mercedes Alaya.
La juez ha descargado su forma de ver el mundo judicial ante una sala
abarrotada que no daba crédito a las declaraciones de la magistrada. Ha
advertido de la paulatina y grave pérdida de independencia que
padece el gremio. Las consecuencias han quedado sintetizadas en pocas
–y sin embargo lapidarias– palabras: «Hay una justicia para poderosos y
hay una justicia para los que no lo son».
En su análisis, ha arremetido contra la jerarquización a la que está
sometida la justicia, lo que provoca una «peligrosa» merma de la
independencia de jueces y fiscales. Los nombramientos de los miembros
del Consejo General del Poder Judicial o del Fiscal General del Estado
desembocan en que haya profesionales que «proyectan su carrera con
fines políticos», pues «los que mejor se relacionan con los políticos
llegarán más lejos que los que tengan más capacidad».
Según la magistrada, «no hay el menor atisbo de posibilidad de
actuación al margen del que está por encima». La elección de jueces y
fiscales, ha dicho, debería partir del consenso absoluto de todos los
partidos políticos. «Que se pongan de acuerdo», ha remachado
mientras golpeaba la mesa. Alaya también ha lamentado la «carencia de
autonomía presupuestaria» del CGPJ, que se traduce en que estén
«siempre limosneando». Por tanto, se dan «situaciones bochornosas» en
reuniones en las que se baila «al soniquete de los políticos» mientras los
jueces trabajan «con una escasez de medios intolerable» salvada con
«un gran esfuerzo personal» que merca su vocación.
Un largo y sonoro aplauso le ha dado la razón al término de su
ponencia. «Lo que ha soltado no lo dice nadie en España»,
comentaban algunos asistentes eufóricos en los corrillos: «Está enfada, se
nota; es normal…».
Acusaciones populares: la salvación de la justicia
Mercedes Alaya ha querido hablar en Granada como ciudadana. Y como
ciudadana, entre dardo y dardo a los poderes, ha reservado algunas
palabras dirigidas expresamente a sus iguales, a quienes ha tratado de
concienciar; no sólo en los problemas, sino también en las soluciones. «La
única solución es que estos procedimientos se mantengan gracias a
las acusaciones populares», una forma de personación que cumple con
la premisa de que «la justicia emana del pueblo». Según la magistrada, no
hay mayor representación de la voluntad ciudadana que las acusaciones
populares, las cuales «pueden complementar el ejercicio de la acción
pública», por lo que considera oportuno que sean apoyadas
económicamente.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: ¿Premiar Fundiciones?, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Begano_SA_coca_cola_A_Coruña2

Las instalaciones que se dedican a fundir materiales se les denominan fundiciones. El verbo fundir en forma reflexiva se usa en el habla cotidiana por ejemplo: “estoy fundido”. Esta expresión, posiblemente retornada desde argentina ya que “allá”, supone: “Estar agotado, sin fuerzas, carecer de recursos o medios para subsistir por haberlos agotado a raíz de haber ido mal las cosas.” Este estado físico, e incluso mental, además de la cierta relación entre Fundiciones que se autodenominan Fundaciones, justifica el titulo de este texto.
La palabra fundación se aplica a aquella “Persona jurídica dedicada a la beneficencia, ciencia, enseñanza o piedad, que continúa y cumple la voluntad de quien la erige.” La pregunta es si Coca Cola se dedica a alguna de estas actividades. Y si no fuese así ¿podría englobarse esta entidad “refrescante” en el ámbito de las Fundiciones?

Sólo en internet es posible relacionar a Coca Cola con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en multitud de enlaces. Algunos de ellos el titular del Elpaís.com, de hace tres meses: -La OMS pide un impuesto del 20% a las bebidas azucaradas para “salvar vidas”. El brazo sanitario de Naciones Unidas defiende la tasa para combatir la epidemia global de obesidad- Siguiendo la misma fuente otro titular: “El llamamiento de la OMS se produce un día después de que un estudio liderado por investigadores en EE UU desvelase que Coca-Cola y Pepsi han aportado decenas de millones de dólares a organizaciones de salud para lavar su imagen y restar apoyos a las leyes que quieren establecer impuestos sobre estas sustancias. Inmediatamente, según el confidencial (www.elconfidencial.com/…/coca-cola-pepsi-bebi-das-azucaradas-oms-impuesto_1276…) “Pepsi y Coca-Cola prometen bebidas más saludables tras el impuesto que exige la OMS.”. Por otro lado revistas especializadas, como Eco-salud vienen anunciando, desde 2015, que Coca Cola se quedaría fuera de las bebidas recomendadas por la OMS, ya que 250 ml del oscuro brebaje contienen 27 gramos de azúcar, dos más que el límite máximo establecido por el organismo mundial de la salud. Sin mencionar el aporte de 50 mg de Cafeína que contiene una sola lata de Coca Cola (www.ecoaldea.com/articulos/cocacola.htm) Es evidente que Coca Cola, como bebida saludable, está más que cuestionada y que sería de mucho interés conocer el costo que le ha supuesto a la sanidad pública atender posibles enfermedades relacionadas con la sobre ingesta de azúcar, entre otras sustancias que aporta esta bebida.

El caso de Coca Cola además es preciso recordar el ERE de sus fabricas en España, que por cierto se lo desmotó el Tribunal Supremo. Más aún cuando movió hilos en el asunto de la última investidura, alertando a los inversores en Wall Street del peligro para sus intereses empresariales si no salía investido el Sr Rajoy. Incluso hace unos días, el director de marketing global de Coca-Cola y vicepresidente de la multinacional, Marcos de Quinto, se inmiscuye en la coyuntura por la que ha pasado PODEMOS publicando un tuit -dice que en clave humorística- asegurando que si Iglesias sigue boicoteando a su empresa, votará a Íñigo Errejón.

Ahora conviene preguntarse ¿La fundación Coca Cola, ha hecho algo por este pueblo? Si no se escapa algún dato lo único meritorio consistió en ofrecer, desde septiembre hasta diciembre del año pasado, la exposición “Miradas Cómplices” en el Museo Municipal de Algeciras. Una muestra de obras de arte que desde 1993 esta fundación viene adquiriendo.

¿Este único mérito avalaría el premio que el Sr Alcalde le otorga? Una empresa que ha se inmiscuye antidemocráticamente en política. Una empresa que tiene la voluntad de destruir miles de puestos de trabajo con el ERE. Una empresa que comercializa un cuestionado refresco en su salubridad. Seguro que existen instituciones menos cuestionadas en Algeciras y que probablemente hayan hecho algo más por este pueblo. Igual el SR Alcalde le ha dado por proyectarse mediática y políticamente usando las medallas de la ciudad o las de una peña carnavalesca.
Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Opinión: Incremento Real de Precios del Consumo, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

3350119867_2ca3f2934a_z1

IRPC es un nuevo índice que se confecciona teniendo en consideración los grupos que utiliza el Instituto Nacional de Estadística. Pretende proyectar una imagen de los precios de los productos que las familias adquieren con sus ingresos por cuenta ajena y que realizan a lo largo del año. Lo elabora este instituto (INE) teniendo en consideración el estándar establecido por la ONU: COICOP. (Classification of Individual Consumption According to Purpose) que utiliza doce grupos de que a su vez están ponderados – aportando cada cual un porcentaje diferenciado a la elaboración del mencionado índice- . Los grupos son los siguientes: Alimentación y bebidas no alcohólicas (18,74), Bebidas alcohólicas y tabaco (2,77), Vestido y calzado (7,60), Vivienda (12,51), Menaje (6,14), Medicina (3,40), Transporte (15,60), Comunicaciones (3,44), Ocio y cultura (7,00), Enseñanza (1,59), Hoteles, cafés y restaurantes (11,60), Otros (9,61).

La propia selección de los grupos va indicando que al final el referido índice proyectará una imagen distorsionada de la real situación que viven diariamente el mayor colectivo de habitantes del país: quienes trabajan por cuenta ajena mediante un salario o quienes lo hacen como autónomos, sin asalariados. Es de interés que la persona lectora pueda hacer un ejercicio transfiriendo a su propio presupuesto estos grupos y sobre todo su peso en el mismo. Por ejemplo comer todos los días no podría realizarse si por ejemplo con niveles de renta media de 800 o 900 euros se dedicara el 18,74 por ciento que utiliza el INE. ¿Sería posible en una familia, pongamos de tres miembros, comer todo el mes con algo menos de 200 euros? Y cuando el nivel de renta familiar no supera los 15000 euros al año, ¿no sobrarían unos cuantos grupos?.

Pero hay más ya que este famoso índice de precios del Consumo se obtiene considerando alrededor de 220.000 precios, relacionados con casi 500 artículos. Dice el INE que recoge los datos en más de 30 mil establecimientos, de 177 municipios seleccionados en todo el territorio nacional, y que ésta recogida se realiza mediante visitas personales, aunque, además, sigue diciendo, se recogen datos por teléfono, fax o correo electrónico y que, también, cuando el precio de los productos se rigen por tarifas se utiliza la información de los boletines que las recogen.

Mucha información que, sin considerar los grupos de renta en el Consumo, enmaraña más que clarifica. Por ello sería de mucho interés que en función de los tramos de renta se elaborará, esta vez sí, el nuevo Índice REAL, de precios del consumo.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube