Opinión: La luz del Campo de Gibraltar, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Por estas fechas la central térmica de Los Barrios ha alcanzado la friolera cantidad de los 100 millones de MWh de generación bruta acumulada. Desde primeros de 1985 hasta le fecha esta Central, que contamina sin duda (poco o mucho es cuestión de discutir), ha generado según la nota emitida a medios por la empresa energía suficiente para el funcionamiento de un millón de hogares.

Si se utiliza la cifra de un cien millones de MWh, (1000 kilovatio hora), dividido por el consumo medio de un hogar estimado en 4362 Kilo vatio hora produce una cantidad de casi 23 millones de hogares, esto supone que al año la central térmica podría abastecer a algo más de 750 mil familias.

De hecho esta cifra, y no la de un millón de hogares, es la que cuadra con el dato que la empresa aporta de producción anual sobre 3200 GWh (1 millón de kilovatios horas. Si la dividimos por la media de consumo familiar antes mencionada aparecen 733 mil hogares y no el millón que la empresa publicita.

¿Qué beneficios aporta a este territorio? Es preciso concretar que de no existir ningún hogar campogibraltareño se quedaría sin electricidad, ya que la red suministradora canaliza la energía producida por múltiples empresas dedicada a la generación de energía. Por otro lado el impacto directo en la economía se sustancia en algo más de 200 puestos de trabajo, ya que el mineral “carbón” se importa y el trasiego del mismo no deja ni un euro en la zona, que se conozca.

Sin embargo el cálculo del beneficio que genera para la empresa producir la electricidad aquí es importante. El costo de la electricidad es un misterio, cuando de desentrañar el recibo se trata, pero precio del Kwh se es manejable. Estableciendo de media el 0,13, el precio del Kwh y relacionándolo con el dato aportado por la propia Central, los 100 millones de MWh, esta empresa a facturado 13.000 millones de euros en estos años.

Que representa más de 400 millones de euros cada uno de los 30 años que está entre nosotros. Una nómina de 200 personas, ganado de media 50.000 general 10 millones. ¿Por qué este territorio no obtiene una parte importante de las suculentas ganancias que genera esta central? Si toda la población campogibraltareña padece las perdidas medioambientales, y otras, que genera la Central ¿por qué no comparte los beneficios económicos? Como siempre la máxima del buen capitalista se cumple en este caso: SOCIALIZAR LAS PERDIDAS, PRIVATIZAR LOS BENEFICIOS. ¿Realmente esta noticia es tan buena como la muestran?

Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.