Opinión: Al pueblo pan y circo, por Juan Pedro Ávila

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Hace mucho tiempo, en la Roma milenaria, esa era la frase que decían los Patricios en el Senado Romano cuando hablaban sobre las estrategias a seguir para dominar al pueblo romano: pan y circo.
Pues bien, he querido traer esta máxima a nuestros tiempos para analizar los resultados electorales en la ciudad de Algeciras.

Permítanme que antes de entrar en el detalle político, deje muy claro un dato muy preocupante para cualquier demócrata que se precie. Más de la mitad de los algecireños, o sea, un 54,20 por ciento, se ha abstenido de votar, y sólo el 45,80 por ciento ha ejercido su derecho al voto. Este dato deberían tenerlo en cuenta todas las fuerzas democráticas que se han presentado en estas Elecciones Municipales de 2015 en Algeciras.

Dicho esto, paso a analizar los resultados electorales sabiendo ya que ha habido más abstenciones que votantes en la ciudad de Algeciras. Debería empezar diciendo que el Partido Popular del señor José Ignacio Landaluce ha ganado por mayoría justa las elecciones en Algeciras, pero no, yo quiero enfatizar que quien ha perdido las elecciones ha sido la oposición al señor Landaluce.

Primero, porque no han sabido motivar al 54,20 por cierto de los algecireños que no han acudido a las urnas y segundo, porque han realizado una oposición tan “malita” que ha dado la victoria a un José Ignacio Landaluce que sin realizar ninguna obra fastuosa ni ningún proyecto ambicioso para la ciudad, ha conseguido la mayoría absoluta. Una mayoría justa pero que le da los suficientes concejales para gobernar otros cuatro años en solitario sin la necesidad de realizar pactos con ninguna otra fuerza política de Algeciras.

¿Cómo ha sido posible esa victoria del PP del señor Landaluce? Pues a mi juicio ha sido que Don José Ignacio debió de leer a los clásicos en las clases de Historia y se aplicó la máxima de que para gobernar a un pueblo hay que darle pan y circo.

Él, obviamente, no ha dado pan porque en su legislatura ha acabado con 1500 parados más de los que se encontró hace cuatro años, pero si ha sabido ser un gran director de circo. Le ha dado a los algecireños pasacalles, charangas, ha potenciado los encuentros lúdicos, los conciertos, ha realizado juras de bandera, ha disfrazado a muchos algecireños de trajes regionales (recuerden “Entre dos mares”), ha ensalzado la figura de Paco de Lucía, ha potenciado las festividades religiosas (procesiones, cruces de mayo)… Sin olvidarnos de sus encuentros con el estamento militar, guardia civil y policía nacional.

Ese cóctel amenizado con música ha llevado al señor Landaluce a la victoria, unido como decía antes a la falta de una oposición que le presentara batalla. Todo esto ciertamente ha llevado a la ciudad de Algeciras a votarlo nuevamente, pero eso sí, dándole un toque de atención. Primero, porque ha perdido cerca de 5000 votos con respecto a las elecciones de 2011, lo que se traduce en dos concejales menos y un 21 por ciento menos de votos.

Pero hay que reconocerle su mérito como encantador y vendedor de humo. Por vender ha vendido el arreglo del Colector de la Cuesta del Rayo durante varios años por fascículos. Todavía no ha empezado la obra y el pueblo ya se lo ha comprado. Lo dicho, un buen comercial.

Paso a comentar sobre los partidos que para mi realmente han perdido en Algeciras. Me estoy refiriendo a la oposición y concretamente, a los partidos ya establecidos: PSOE, IU y PA. Posteriormente, hablaré de los partidos emergentes: ALGECIRAS SÍ SE PUEDE, CIUDADANOS, ACCIÓN CIUDADANA Y UPYD.

Si hablamos del PSOE del amigo Fernando Silva, hay que decir que ha salvado los muebles. Su partido ha sacado 579 votos más que en las Elecciones Municipales de 2011, lo que se traduce en que sólo ha incrementado un 3,18 por ciento más con respecto a los pasados Comicios, pasando de un 18,34 por ciento en 2011 a un 21,56 por ciento en 2015. Pero, ¿es eso suficiente para el primer partido de la oposición? Pues desde mi punto de vista y con todos mis respetos, creo que no. Pienso que uno de los errores que tendrá que corregir el PSOE a nivel local es el de la comunicación con su electorado y el devolverles la ilusión para que le sigan votando en masa como antaño. No obstante, ahora será más difícil al tener a ALGECIRAS SÍ SE PUEDE por su izquierda.

Sorpresa sería la palabra que diría yo así de pronto al pensar en IZQUIERDA UNIDA, pues las encuestas le daban por desaparecida y, sin embargo, y aunque ha retrocedido perdiendo un concejal, ha logrado mantener dos concejales y por lo menos ha mantenido un poco el tipo ante el avance de ALGECIRAS SÍ SE PUEDE y CIUDADANOS.

Desastre esperado sería lo primero que se me ocurre para los Andalucistas de José María España. La ambición política sin precedentes de España ha conducido al Andalucismo algecireño al precipicio político y a la extra municipalidad. A lo largo de estos cuatro últimos años, el señor España ha ido laminando del Comité Local a todo militante que le hiciera sombra o discrepara con él, y el colmo de los despropósitos fue defenestrar al alcaldable Hermenegildo González un año antes de las Elecciones.

El pueblo de Algeciras se ha cobrado la mala gestión y la ambición política del señor España que ha puesto sus intereses personales por encima de los del PARTIDO ANDALUCISTA y eso le ha llevado a una derrota tan estrepitosa que si la comparamos con la derrota del alcaldable del año 2007 Leandro Castelló, esta derrota del señor España si cabe ha sido mayor.

Ahora, por último, hablaré de los partidos emergentes.

ALGECIRAS SÍ SE PUEDE, a mi juicio, ha tenido éxito, pues ha pasado de cero a tres concejales con 4788 votos obtenidos. Eso sí, a lo mejor en ese partido esperaban una victoria relámpago y, o mucho me equivoco, o la guerra que les queda por delante será larga y dura. Y guerra de trincheras, nada de guerras rápidas sino todo lo contrario. Pero bueno, que se queden con lo positivo y no con lo negativo del asunto.

También quisiera tener unas palabras para otra formación que ha cosechado otro éxito pasando de cero a dos concejales. Me refiero lógicamente a CIUDADANOS. Lo más gracioso de este partido es que ha conseguido esos dos concejales sin hacer absolutamente nada, solo apoyados en la figura del señor Rivera. Bueno, exceptuaremos el reparto de propaganda y de globitos de color naranja en la Plaza Alta.

Sobre UPYD qué les voy a decir. Esa formación política que hace cuatro años despuntaba como una fuerza emergente en todos los niveles políticos, después del rechazo de Rosa Díaz a la unión con CIUDADANOS, la ciudadanía no ha entendido ese rechazo a la unidad. Así, ha premiado a CIUDADANOS y ha castigado a UPYD que tiene a mi juicio por delante una larga travesía del desierto.

Sobre ACCIÓN CIUDADANA DE ALGECIRAS, la formación que lidera el joven José Miguel Rodríguez, solamente comentaré que en esta ocasión no ha podido ser, pero que con tenacidad y constancia espero que obtengan dentro de cuatro años representación en el Ayuntamiento.

En fin, esto más o menos es lo que ha dado de sí según mi opinión el encuentro con las urnas del pasado 24 de mayo en mi querida ciudad de Algeciras.

Juan Pedro Ávila Gavira.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.