Lamentan la falta de compromiso de los partidos de la comarca con el medio ambiente

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Cooperación Alternativa lamenta la falta de compromiso de las formaciones políticas de la comarca con el medio ambiente. Parece mentira la ausencia de propuestas dirigidas hacia la protección y defensa del medio ambiente en los “programas electorales” de los partidos políticos que concurren a los comicios municipales, algo incomprensible, encontrándonos en una zona con multitud de problemas de salud publica y con un alto deterioro medioambiental.

El bienestar de la ciudadania se logra mediante el respeto al derecho a la vida y a la integridad física y moral de los ciudadanos, al derecho a la protección de la salud, al derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado y al derecho a disfrutar de la intimidad familiar y personal en el ámbito del propio domicilio, sin injerencias de ningún tipo o naturaleza, la proecupacion de la formaciones politicas y de las administraciones a las que aspiran gobernar, deben ir ma allá de tener unas calles limpias, una ciudad sana, requiere de un aire y una aguas limpias.

El deterioro del arco de la bahia frena e impide el desarrollo de otros sectores productivos, y mientras que este aspecto no se tenga en cuenta, y las instituciones sigan apostando por el modelo de desarrollo dominante, impuesto por las grandes industrias, la comarca del campo de Gibraltar seguira aglutinando las peores estadisticas en empleo, salud, medio ambiente, etc.

La mayor parte de los programas de las formaciones políticas repiten propuestas del pasado, y en algunos casos ni siquiera aparece el medio ambiente como parte de su programa. Cooperación Alternativa, con sede en el municipio de los Barrios, quiere destacar en este sentido, las medidas del candidato a la alcaldía de Los Barrios, Jorge Romero y de su socio de gobierno, David Gil, alcaldable por el partido popular, en un municipio donde la presión industrial, la contaminación y la incidencia de enfermedades relacionadas con la contaminación industrial supera con creces a la mayoría de municipios del estado español. Estos aspirantes a regidores, Romero y Gil, antes de ocupar el poder, marchaban contra la instalación de industria pesada en la comarca, y sus partidos se manifestaban contra los vertidos y a favor de la realización de estudios epidemiológicos para el campo de Gibraltar, el señor Romero, se erigió en defensor del medio ambiente pateándose los vertederos, las depuradoras y sembrando alcornoques en la Gertrudis.

Sin embargo, tras su investidura como alcalde, Jorge Romero, todos pudimos certificar que la preocupación por el entorno del municipio de los andalucistas no era mas que una estrategia para rascar votos, y que sus manifestaciones en defensa de la salud y del medio ambiente eran otra mentira más, a las que el señor romero nos ha acostumbrado. Si el programa de los populares barreños, ni siquiera contempla el medio ambiente como un eje de su programa, el de los andalucistas de la villa, es de traca.

Así, el equipo andalucista dice literalmente: “Cumpliremos con las competencias municipales en Medio Ambiente e informaremos ante la administración de los incumplimientos en la materia. Queremos hacer de Los Barrios el municipio modelo de desarrollo sostenible” convirtiendo una obligación del ayuntamiento en una propuesta política.

Lo paupérrimo del programa de los andalucista, se equilibra con los logros de su máximo responsable, Jorge Romero, ganador del premio Atila concedido por Agaden, en dos ocasiones. Durante estos 4 años de gobierno popular y andalucista, hemos visto como la falta de interés del ayuntamiento hacia los problemas medioambientales del municipio, escudándose en “falta de competencias” cierre de la playa de Palmones por concentración de fecales, vertidos al arroyo Chorreón del vertedero de residuos sólidos urbanos, vertidos de cianuro y cromo por parte de la planta de tratamiento de residuos peligrosos de Gamasur, el aumento del riesgo de padecer determinados tipo de cáncer y si tendencia a empeorar, el hallazgo de mas de 1200 bidones de residuos peligrosos sin tratamiento enterrados de manera clandestina, o el fracasado proyecto de tanques de almacenamiento de Vitol una empresa corrupta, con la que nuestros gobernantes se sentían muy cómodos, y con la que el señor romero dejo patente su respeto y conocimiento de los derechos humanos y facilidad para mentir y manipular la información, algo que seguramente aprendió en sus años de líder de la oposición.

La falta de transparencia y su interés por manipular la información, volvió a quedar de manifiesto hace unos meses con motivo de la presentación de los datos de la encuesta realizada por el ayuntamiento barreño, durante la intervención de la edil andalucista responsable de participación ciudadana, esta fue incapaz de reconocer que la mitad de los ciudadano barreños creen que su pueblo esta contaminado y que en este aspecto Los Barrios no mejora.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.