Felicitación de Año Nuevo a los algecireños

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Termina un año intenso y toca ordenar la mesa, mientras recordamos lo que ha supuesto para nosotros el ciclo que concluimos. Sobre mi escritorio, planos del colector de la Cuesta del Rayo, papeles sobre el proyecto del Barrio de la Caridad y del Barrio de San Isidro y, sobre todo, multitud de recordatorios de cuestiones que, como siempre, muchos algecireños me han trasmitido en estos días y en las que estoy trabajando.

Ha sido un año en el que he aprendido mucho hablando con la gente, que me ha contado problemas y también fortunios, unas veces esperando una solución, otras solo un consuelo o una enhorabuena.

Imagino que para muchos habrá sido un año difícil, mientras que para otros cerráis un libro que guardaréis con grato recuerdo; a todos os deseo que el 2016 sea un tiempo en el que se solucionen aquellos problemas que os preocupan y que las alegrías llenen cada espacio de vuestras vidas.

Espero que sea un año de objetivos cumplidos, en el que, como alcalde, pueda ver concluidos algunos de los proyectos que, considero, nos ayudarán a seguir mejorando esta ciudad y, de igual manera, la vida de todos los que la habitamos.

Salud, trabajo y cariño es lo que quiero desearos para el próximo 2016 que en breve comienza, con la mirada puesta especialmente en que en ninguna casa falte pan, por lo que seguiremos colaborando con el Banco de Alimentos, Cáritas, Adra y otras tantas asociaciones; pero también que a nadie le falte la casa, por lo que podremos usar tanto la Casa de Acogida de La Esperanza como la de la Cruz Blanca.

Mi afecto a aquellos que no tienen trabajo y que sufren ante la imposibilidad de sacar por sí mismos adelante a sus familias, con la esperanza de que en el próximo año seamos capaces entre todos de seguir generando las condiciones para que se creen empleos como ha ocurrido en el 2015 que ahora cerramos.

Y mi cariño también a los que en el 2016 echarán de menos a algunos seres queridos, poniendo un plato menos en la mesa de Nochevieja, pues les deseo que sean capaces de recordar sonrientes aquellos buenos momentos que a buen seguro vivieron juntos.

En definitiva, espero que todos disfrutéis de una magnífico 2016 cargado de ilusiones que se hacen realidad y en el que, todos juntos, sigamos construyendo una ciudad en la que todos podamos ser felices.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.