Concentración para el cierre del CIE de Algeciras

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

En la tarde de ayer, la Asociación Algeciras Acoge se ha concentrado en el CIE de Algeciras para pedir su cierre, en dicha concentración se dio lectura al siguiente manifiesto:

El 15 de junio se conmemora el Día Internacional contra los Centros de Internamiento de Extranjeros, conocidos como CIEs, instalaciones en las cuales personas que no han cometido delito alguno son privadas de libertad a la espera de su expulsión del país, y cuyas condiciones han sido denunciadas repetidamente por distintos organismos, públicos y privados, por vulneración de derechos fundamentales. En el marco de estas jornadas distintos colectivos y entidades vienen desarrollando durante esta semana actos de sensibilización y reivindicación por el cierre de los CIEs.

Actualmente son 8 los CIEs que encontramos en nuestro país, uno de ellos, el único de Andalucía lo tenemos aquí, en Algeciras, que junto a su anexo de Tarifa, es calificado como el CIE que en peores condiciones se encuentra de los existentes en España y que nos sitúa en el centro de ese macabro mapa de vulneración de derechos humanos. Una vez más unimos nuestra voz a las voces que claman por el cierre de los Centros de Internamiento, porque sobran los motivos para pedir su cierre, porque son innecesarios, porque son ineficaces, porque existen alternativas al internamiento, porque vulneran la legalidad vigente.

No aceptamos que nos vendan como soluciones actuaciones que no conducen a nada, ninguna inversión en obras de mejora puede paliar la situación insostenible de este edificio, que se cae por sí solo por no soportar la ruina estructural y la ruina moral que su simple existencia supone. No aceptamos que se anuncie a bombo y platillo la construcción de un nuevo CIE como algo bueno para la ciudad de Algeciras, ¿desde cuando es bueno para alguien un lugar que genera tanto sufrimiento?.

En marzo de 2014 entraba en vigor el Reglamento que regula el funcionamiento de los Centros de Internamiento de Extranjeros, norma que establecía unas condiciones mínimas que deben cumplir estas instalaciones, y que transcurrido más de un año desde su vigencia vemos como se incumple de manera reiterada lo que en esta norma se recoge. ¿Cómo podemos tolerar la existencia de estos centros si el propio Estado se muestra incapaz de garantizar los mínimos que proclama?.

Muchas son las razones para el cierre de los CIEs, razones que constatamos cuando entramos en contacto con las personas que se encuentran aquí internadas: personas internas que conviven en unas condiciones deplorables, personas internas que desconocen por qué motivo se encuentran aquí encerrados, personas internas que no tienen contacto con su letrado o letrada, personas internas que desconocen que existe un Juez que vela por sus derechos y con el cual contactar, personas internas que no son informadas de la existencia de ONGs especializadas con las que contactar, personas internas de especial vulnerabilidad que carecen de una información clara en materia de protección internacional, mujeres internas que en un altísimo porcentaje muestran signos de ser víctimas de trata con fines de explotación sexual. Demasiadas razones para no guardar un silencio que nos hace de manera irreversible cómplices de estas situaciones.

El pasado miércoles, la Audiencia Provincial de Málaga dictaba sentencia absolutoria sobre los agentes de la Policía Nacional acusados de acometer abusos sexuales con las internas del ya cerrado CIE de Málaga, sentencia que de cara a la opinión pública da a entender como si no pasara nada, como si estuviera todo controlado y dentro de la legalidad. Esta sentencia si bien no puede condenar a estas personas por falta de pruebas, entre otras cosas debido a la expulsión de varias de las mujeres que supuestamente sufrieron estos abusos, sí que reconoce claramente que se llevaban a cabo fiestas nocturnas, con presencia de bebidas alcohólicas, hechos que a todas luces resultan inadmisibles, intolerables, y que merecen nuestra más rotunda condena.

Estos hechos se suman a las denuncias ya constatadas sobre vejaciones, insultos y agresiones, alguna de ellas realizadas en este CIE de Algeciras tal como recoge la Defensora del Pueblo en su último informe. ¿Cuantas cosas suceden detrás de estos muros?¿detrás de estas rejas?¡¡¡Basta ya de impunidad!!! De una vez por todas, cerremos el CIE de Algeciras, cerremos los Centros de la Vergüenza.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.