Un accidente múltiple vuelve a evidenciar que Algeciras es una ratonera

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Colas kilométricas ayer a última hora de la tarde en la A-7, única vía de entrada a Algeciras, que cada vez necesita mas una mejora de sus salidas y entradas por carretera.

20180123215813587851

La desesperación se apoderaba ayer tarde de los cientos de vehículos que se vieron literalmente atrapados, en un atasco que llegó a alargarse desde la entrada a Algeciras por la A-7, hasta San Roque.

Ayer fue un accidente por alcance en el que se vieron involucrados varios vehículos, pero cada vez es mas frecuente que las retenciones, sobre todo por la tarde, provoquen atascos y retenciones que colapsan las diferentes vías de entrada a la ciudad, y las incorporaciones desde los centros comerciales, polígonos y otras carreteras como la salida de la A-381.

Al intenso tráfico que ya soporta la A-7, se une la peligrosidad de una entrada que se abre a tres carriles con la entrada del túnel de Acceso Norte al Puerto, y que provoca constantes y peligrosos cambios de carril.

Una ratonera

Los atascos que se producen en esta entrada a la ciudad vienen a sumarse a los que soportan la salida de Los Pastores en determinadas horas del día, o los que forman por culpa de los semáforos en la rotonda de San José Artesano, lo que convierten a Algeciras, una ciudad que vive acosada por importantes y peligrosas empresas de graneles líquidos y gases, en una trampa mortal en caso de accidente.

Hablamos de una ciudad que vive muchas horas del día atascada, y que echa en falta la famosa autovía de circunvalación, cuya tramitación parecía acelerarse en 2006 cuando incluso los vecinos de la barriada de El Cobre se manifestaron por las posibles expropiaciones en la zona de Chorrosquina, pero de la que nada más se supo.

FUENTE: HORASUR DIGITAL

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

One comment

  1. Anónimo dice:

    El que ha escrito el titular no es un ratón , es una rata.
    Anda hijo, vaya manera de llamar la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.