Un acto de agradecimiento al pueblo de Gibraltar abre el segundo aniversario de la Casa de la Memoria

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Un encuentro de historiadores andaluces, el recuerdo de las víctimas de la carretera Málaga-Almería y un homenaje póstumo a Carlos Perales completan la semana de actividades.

casa14

La Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y El Marrufo (Afresama) y el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar han programado diversas actividades para celebrar el segundo aniversario de la Casa de la Memoria La Sauceda, que abrió sus puertas al público el 18 de noviembre de 2016.

El primer acto programado es un homenaje público que el foro y Afresama quieren hacer al pueblo de Gibraltar por la acogida y la ayuda prestada en 1936 a las miles de personas que huyeron al Peñón para escapar del terror franquista que empezó a fusilar a inocentes el mismo 19 de julio. Más de 5.000 personas salvaron así la vida. Entre julio y septiembre muchas de ellas fueron acogidas en tiendas de campañas instaladas en el llamado campo neutral, lo que hoy es el aeropuerto. A partir de octubre los refugiados comenzaron a ser enviados en barcos a Málaga, Tánger y otros puertos extranjeros o bajo control de la República. Unas 400 personas se quedaron a vivir para siempre en Gibraltar.

El acto de agradecimiento será el miércoles 14, a partir de las 19.30 horas, en el salón de actos de la casa. El foro entregará varias distinciones. Una de ellas será para Unite, organización heredera del Transport and General Workers Unión (TGWU), sindicato cuyos afiliados en el astillero de Gibraltar repararon en sus horas libres y sin cobrar el buque José Luis Díez, que en 1938 tuvo que refugiarse en el puerto de la Roca tras ser atacado por la flota franquista al cruzar el Estrecho.

Otra distinción será para Aida Barea, hermana de un muchacho de 16 años que fue asesinado en La Línea por las tropas sublevadas llegadas desde Algeciras que el 19 de julio dispararon contra las personas que se habían concentrado junto al cuartel de Ballesteros en defensa de la República y en solidaridad con los militares que se habían mantenido fieles a ella. Aida vive en Gibraltar desde 1936 porque su familia se refugió allí temiendo que su padre, comerciante afiliado a Izquierda Republicana, fuera asesinado por los franquistas. Otra distinción recibirá Tito Benady, historiador gibraltareño de 89 años a quien nadie ha tenido que contar qué pasó en aquellos días de julio del 36 porque él recuerda perfectamente y con nitidez cómo cientos de vecinos de La Línea empezaron a llegar por todos los medios a la bahía de Los Catalanes, donde él estaba junto a su madre disfrutando de un plácido domingo de playa. El homenaje incluye la proyección de la película documental Gibraltar 1936.

Los actos continuarán el sábado 17 de noviembre. Más de veinte historiadores de toda Andalucía participarán en un encuentro organizado por el foro con un propósito muy sencillo: Fernando Sígler, doctor en historia, licenciado en Biblioteconomía y encargado de catalogar e inventariar todos los documentos que alberga la casa, les explicará en detalle el resultado de su trabajo: Qué es lo que contienen los archivos de la casa, cómo están organizados y cómo se puede acceder a ellos. Por el momento han confirmado su asistencia historiadores provenientes de las provincias de Córdoba, Sevilla, Málaga, Granada y Cádiz.

La programación del domingo incluye dos homenajes. El primero será para recordar a las miles de personas que fueron asesinadas por fuerzas de los ejércitos español, alemán e italiano cuando huían desde Málaga a Almería por la carretera de la costa. Una niña superviviente de aquel genocidio atroz vive hoy en Algeciras. Su nombre es Ana Pomares Ruiz, viven en el barrio de Pescadores y está próxima a cumplir los 90 años. Ana colabora siempre con las entidades memorialistas cuando se le reclama para recordar y denunciar aquel crimen de lesa humanidad.

El foro rendirá también homenaje a Carlos Perales Pizarro, investigador de la memoria histórica, colaborador del foro, responsable del área de Memoria en la Diputación de Cádiz y responsable de memoria histórica en la ejecutiva andaluza del PSOE. Carlos Perales falleció este verano, lo que ha dejado un gran pesar entre sus amigos y compañeros. Él fue el primer investigador en publicar en prensa un artículo relacionado con los crímenes franquistas de La Sauceda y El Marrufo.

Fue un reportaje en los periódicos del Grupo Joly en 2004. Carlos fue luego colaborador imprescindible en todo el proceso que en 2012 culminó con la exhumación de los restos de 28 personas asesinadas en El Marrufo, cortijo jerezano convertido en campo de concentración donde las tropas franquistas fusilaban todos los días a supervivientes del bombardeo y destrucción del poblado de La Sauceda. La viuda e hijos de Carlos Perales participarán en este homenaje, al que han sido invitados sus compañeros de partido y trabajo y sus colaboradores y amigos del movimiento memorialista.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.