Características de una traducción legal

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Estas traducciones necesitan precisión, atención al detalle familiaridad con los sistemas jurídicos y un fondo jurídico-legal y deben ser realizados por profesionales acreditados.

pasted image 01

La Traducción Legal de documentos o traducción jurídica es la que consiste en llevar a cabo traducciones de documentos de carácter legal, independientemente de que sean públicos y privados. Debido a ello, una de las principales características que tienen en común la mayoría de estos documentos, por no decir todos, es que han sido elaborados y redactados por profesionales del Derecho, por lo que suelen utilizar una terminología propia jurídica que es poco habitual en habla cotidiana.

Debido a este lenguaje “propio” del Derecho, estas traducciones son de las más complicadas de realizar y requieren profesionales acreditados, con experiencia en el ámbito del Derecho y con conocimientos suficientes para poder interpretar y realizar la traducción teniendo en cuenta el Derecho y las leyes del país en el que está redactado el documento original, así como del país al que se quiere traducir.

Esto es así debido a que el Derecho no es igual en todos los países del mundo. Todo lo contrario. Cada país cuenta con una legislación propia, ya sea mercantil o de otro tipo, y a la hora de llevar a cabo una traducción legal o jurídica es necesario que se adecue lo máximo posible a las características y procedimientos del Derecho del país al que queremos traducirlo. Esto impedirá que alguna de las partes realice malas interpretaciones debido a una traducción ambigua e insuficiente.

Para hacer frente a este tipo de traducciones hay que contar con una empresa de traducción legal de garantía. Que ofrezca experiencia y una trayectoria acreditada. Para ella, una de las mejores opciones en la actualidad es Protranslate, compañía especializada en realizar traducciones jurídicas o legales para clientes de todo el mundo.

Además de la profesionalidad de su traductores, todos ellos con dilatada experiencia y muchos de ellos acreditados por los diferentes organismos oficiales existentes en los países para realizar traducciones juradas, destaca en Protranslate su método de funcionamiento y la rapidez con la que actúan a la hora de ofrecer sus servicios.

En este sentido, Protranslate se ha convertido en un referente internacional en el sector de las traducciones al haber desarrollado una herramienta de traducción jurada en línea. Completamente online, lo que permite ofrecer sus servicios los 365 días al año sin interrupción. Su oferta de traducciones se realiza en más de 150 idiomas, que se pueden solicitar de un modo completamente online, rápido y sencillo.

El funcionamiento es, como se ha dicho, completamente digital. La persona o empresa que quiera llevar a cabo una traducción legal tan sólo tiene que entrar en la plataforma de la empresa y subir los documentos legales que tiene interés en traducir en el formato que tenga a mano, siendo normalmente los más utilizados los archivos de textos y los PDF. Una vez subido el documento y tras una revisión previo, desde la plataforma se envía un documento en el que se establece un tiempo estimado de entrega, así como un precio para realizar la traducción legal.

En caso de ser aceptado, los expertos de Protranslate llevarán a cabo la traducción legal en los plazos ajustados. Antes de la entrega final de los documentos traducidos, la compañía lleva a cabo un proceso de revisión final en el que un hablante nativo garantiza la correcta traducción y garantizará la satisfacción de los clientes.

Tipos de documentos legales que se suelen traducir
Existe una gran variedad de documentos que requieren ser sometidos a una traducción legal. En este sentido y antes de continuar hay que dejar claro que una traducción legal o jurídico no es lo mismo que una traducción jurada. La traducción jurada es aquella realizada para tener algún efecto legal ante un determinado organismo oficial y está realizada por un traductor jurado que, en España, ha sido certificado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC). La traducción jurídica, como se ha dicho anteriormente, es la que consiste en traducir documentos de carácter legal.

Así, los documentos y las situaciones más comunes en las que es necesario llevar a cabo una traducción legal suelen estar relacionados con la firma de convenios o acuerdos internacionales entre empresas o cuando se presenta una propuesta o una licitación para recibir la adjudicación de un contrato.

Asimismo, este tipo de traducción legal también es muy frecuente a la hora de registrar patentes de una marca o un producto en países distintos al del origen. Aquí, este tipo de traducción es de vital importancia para poder ejecutarla de modo adecuada y evitar en el futuro posibles suplantación o copia de los productos de la empresa.

Otras situaciones en las que también son requeridos estos servicios son certificados hechos por notario, como pueden ser de matrimonio, nacimiento o defunción, o licencias de conducir.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.