María José Jiménez afirma que la deuda viva municipal sigue aumentando

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Hoy el Equipo de Gobierno ha traído a Pleno extraordinario dos propuestas: Una, para la formalización de una operación de préstamo con las entidades financieras que determine el Instituto de Crédito Oficial (ICO) con cargo a los fondos de financiación 2019 por los importes de 3.172.692,04€ (firmados en la solicitud del fondo de ordenación de 2015) y 1.210.463,77€ para cubrir los vencimientos de los préstamos en prudencia financiera (firmados en la solicitud del fondo de ordenación de 2015) y los prestamos formalizados en el marco del mecanismo de financiación de los pagos a proveedores.

Algeciras_ María José Jiménez y Francisco Javier Soler_ (2)2

La otra propuesta es una solicitud de adhesión al fondo de ordenación para atender nuevas necesidades financieras destinadas a la financiación de la ejecución de sentencias firmes, en concreto del proveedor de servicios municipales Recolte S.A.U., por un total de 19.017.341, 59€. A este respecto tengo que decir que este importe solo se refiere demandas judiciales que han adquirido firmeza, pero no considera las deudas todavía pendientes con este proveedor y que no han sido reclamadas judicialmente, aunque constan en los registros municipales.

Es decir, estamos pidiendo préstamos para pagar amortizaciones y las deudas que no se han pagado en su momento. Pero, ¿Cuántas deudas quedan por reconocer? ¿Cuántos procedimientos judiciales con reclamaciones de cantidad?

He votado en contra de estas dos propuestas para incrementar la deuda municipal porque no quiero ser responsable de la mala gestión que está haciendo el Partido Popular de este Ayuntamiento.

Si se aprobaran estas operaciones con el ICO, se incrementará la deuda viva municipal hasta 200 millones de euros (176.894.000,00€ + 3.172.692,04€ + 1.210.463,77€ + 19.017.341, 59€). El Ayuntamiento de Algeciras va detrás del de Jerez como el segundo municipio gaditano con más deuda contraída con bancos con 176,8 millones al 31.12.17 según el Ministerio de Hacienda (un aumento de 11,7 millones respecto al 2016). A esta cantidad hay que sumar los 35 millones de euros de deuda comercial. Y seguimos con un periodo medio de pago a proveedores de 365 días en agosto de 2018.

El gran reto político de este tiempo es el exceso de la deuda, pero este Equipo de Gobierno no entiende o no quiere entender la gravedad de la situación. Vamos hacia una condonación -imposible porque quebraría el sistema-, la quiebra municipal o un embargo masivo de sus bienes (Sentencia Tribunal Constitucional 166/1998, de 15 de julio). La economía municipal está rota.

Ya sabemos que una posible solución viene de la mano de otro gran problema de este Ayuntamiento, la recaudación, que en el mejor de los casos está en torno al 70%. Así que, o bien recaudamos más o bien tendremos que empezar a hacer recortes y que mejor ejemplo que disminuir los sueldos e indemnizaciones de los concejales y las dotaciones a los grupos municipales cuyo gasto supone más de 350.000 euros anuales.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.