CSIF reclama planificación e información sobre la apertura del nuevo hospital de La Línea

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

hospital la linea3

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz reclama al Servicio Andaluz de Salud que informe con más detalle a los profesionales sanitarios sobre la puesta en marcha a pleno rendimiento del nuevo hospital de La Línea, previsto para el día 23 de este mes. Los trabajadores aún no saben si se va a ampliar la plantilla para atender unas instalaciones mucho más grandes que el antiguo hospital linense –aunque tenga el mismo número de camas. De hecho, no se sabe si el SAS ha dado el visto bueno a este aumento de plantilla, al que se había comprometido en su día la propia Gerencia del hospital.

Tampoco se sabe nada del plan de vacaciones previsto para este verano, de modo que el hospital entrará en funcionamiento, con toda probabilidad, con menos personal del necesario –al no cubrirse las vacaciones de todos los trabajadores- para atender a toda la población de la zona, que se incrementa siempre en periodo vacacional.
Para colmo, la gran mayoría de los trabajadores aún no han entrado en el centro, desconociendo dónde se ubican las distintas dependencias y, menos aún, el material sanitario que usan en el día a día. Es cierto que ya hay servicios en funcionamiento, como algunas consultas, rehabilitación o el laboratorio, pero faltan por abrir los quirófanos, la UCI, las Urgencias, entre otras áreas. De esta manera, el responsable provincial de Sanidad de CSIF Cádiz, Alberto Puyana, considera “inconcebible que el SAS no haya planificado debidamente la puesta en marcha del nuevo hospital, dejando al personal con la incertidumbre y el temor a que se provoque una situación caótica cuando se absorba a todos los usuarios y pacientes del antiguo hospital”.

Del mismo modo, CSIF recuerda que el servicio de mantenimiento del hospital de La Línea pidió hace meses que el nuevo centro se sometiera a una puesta a punto general de toda la maquinaria (una labor que podría extenderse a lo largo de todo un mes), para comprobar que funcionan correctamente todos los grupos electrógenos, la calderería, los aires acondicionados, ascensores, timbres de las habitaciones, etcétera. A día de hoy, el sindicato desconoce si el SAS pretende llevar a cabo esta puesta a punto antes de que abra definitivamente el nuevo hospital o va a ir improvisando.

A todo esto, hay que añadir que todavía hay flecos y detalles por resolver antes de la entrada en funcionamiento del hospital, como es el sistema informático, el comedor, el aparcamiento y algunas obras más sin terminar.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.