CCOO y UGT se manifiestan contra la siniestralidad laboral frente al hotel 100% Fun

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

CONCENTRACÓN 100% FUN1

Con una concentración en las puertas del hotel 100% Fun de Tarifa representantes sindicales de CCOO y UGT de la provincia han exigido actuaciones contra los accidentes de trabajo y medidas para evitar las enfermedades profesionales. En el marco de la celebración del día internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo las centrales sindicales exigen responsabilidad a los empresarios y medidas de control a las administraciones.

Delegados de prevención de los sindicatos, encabezados por responsables provinciales de CCOO y UGT, han protagonizado una movilización, en el marco del acto de conmemoración del día internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que a nivel provincial se ha celebrado en la localidad de Tarifa.

La secretaria provincial de CCOO, Lola Rodríguez, afirmaba que han escogido el lugar de concentración atendiendo a las especiales circunstancias de los afectados por el terrible accidente laboral ocurrido el pasado verano, “en su mayoría eran jóvenes, mujeres y precarias”.

En este sentido, Rodríguez ha puesto el acento en la precariedad laboral como causa de la siniestralidad laboral que padece nuestro mercarlo de trabajo. “La crisis, las reformas laborales y el desmantelamiento de la negociación colectiva han contribuido a una extensión creciente de un modelo de relaciones laborales basado en la precariedad. Temporalidad, contratación a tiempo parcial no deseada, escasa duración de los contratos o alta rotación en el empleo, están deteriorando de manera grave las condiciones laborales. El incremento de intensidad y ritmos de trabajo o la renuncia a ejercer derechos por miedo a perder el empleo están teniendo graves consecuencias en la salud y en la seguridad de la clase trabajadora. Pero además, en el contexto de desigualdad en el que vivimos, hay colectivos que lo están sufriendo con especial rigor: mujeres y jóvenes”.

En el manifiesto suscrito por los sindicatos han sostenido que desde 2013, coincidiendo con la aplicación de la Reforma Laboral, venimos sufriendo un constante incremento de la siniestralidad laboral. Durante estos 5 años, en Andalucía han fallecido 463 trabajadores y trabajadoras en accidente laboral, y la incidencia de los accidentes de trabajo durante la jornada laboral ha aumentado en un 16%. Todo ello, a pesar de la deficiente e interesada catalogación de los accidentes: accidentes con graves consecuencias y largos periodos de recuperación notificados como leves y accidentes leves que no se registran. A pesar, de que figuras como el “descanso preventivo” o los “permisos retribuidos” que ocultan los accidentes sin notificar, se extienden por las empresas españolas. Y lo que es peor, a pesar de que cada vez más trabajadoras y trabajadores renuncian a su derecho a recuperar la salud por miedo a perder su puesto de trabajo.

En otro orden de cosas, CCOO y UGT han denunciado que existe un enorme subregistro de las enfermedades de origen laboral debido a la mala praxis de las Mutas en la determinación de las contingencias, que derivan enfermedades profesionales a los Servicios Públicos de Salud para que sean tratadas como contingencias comunes, lastrando así la prevención de riesgos en las empresas y colapsando los Servicios Públicos de Salud.

“La degradación de las condiciones de trabajo hace que las enfermedades por exposición a riesgos psicosociales sean cada vez más prevalentes, aunque no se vean reflejadas en las estadísticas como contingencias profesionales. Una organización del trabajo tóxica, basada en el reforzamiento de la capacidad unilateral del empresariado, está en la base de un empeoramiento sistémico de las condiciones de trabajo mediante un incremento de los ritmos y cargas de trabajo”.

Lola Rodríguez ha sentenciaba que “la existencia de textos legales que reconocen derechos no es suficiente para su ejercicio efectivo. Las trabajadoras y los trabajadores tenemos derechos pero para ejercerlos se requiere de la defensa de los mismos. La acción colectiva se configura como la única opción. La única alternativa que tenemos para hacer efectivo el ejercicio de este derecho constitucional a la seguridad y la salud en el trabajo es organizarnos junto a nuestras compañeras y compañeros en un sindicato de clase. Está más que demostrado, y así lo corroboran numerosos estudios, que los centros de trabajo con presencia sindical son centros de trabajo más seguros”
.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.