Verdemar denuncia que se están haciendo reparaciones en el submarino USS John Warner

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

57f9557e-e1ab-4b3f-bec3-a0dc0cee732a3

Ecologistas en Acción -Verdemar denuncia que se están haciendo reparaciones en el submarino USS John Warner. Esta “bomba flotante” llegó a la base militar de Gibraltar el 25 de marzo de 2018 y el Gobierno de Gibraltar decía que sólo era una estancia corta de avituallamiento.

Verdemar Ecologistas en Acción alerta del riesgo que corre el Estrecho y gran parte de Andalucía con la presencia y reparación de estos buques de propulsión nuclear en Gibraltar.

Verdemar señala que al submarino de la clase Virginia, el USS John Warner se le está reparando la “vela” y otros equipos de navegabilidad. Dato que ya avanzó la asociación en su primer comunicado.

El USS John Warner botado el sábado 1 de agosto de 2015 en la Estación Naval de Norfolk, en el estado de Virginia, está equipado con 12 instalaciones de misiles de crucero Tomahawk de alta precisión y con cuatro depósitos para torpedos pesados MK 48.

Desgraciadamente el puerto de Gibraltar sigue albergando y reparando estas “bombas flotantes” . A saber el 20 de julio de 2016 atracaba el submarino británico HMS Ambusch después de colisionarcon un buque mercante en el Estrecho de Gibraltar, sufrió daños en la “vela” y terminó su reparación en la base de Faslane (Escocia).

Los ecologistas seguirán haciendo hincapié que se realizan reparaciones en un puerto con catalogación “Z” (sólo avituallamiento y descanso de la tripulación), incumpliendo elTratado de EURATON que prevé la adopción sobre medidas de protección sanitaria aplicables y sobre el comportamiento a seguir en caso de emergencia radiológica y normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes. El Estrecho de Gibraltar no alerta a la población ni se le informa ni forma ante cualquier accidente que desde cualquier buque de carácter nuclear pueda ocurrir. Las autoridades nacionales e inglesas deberían de llegar a acuerdos y entablar conversaciones sobre qué prioridad prefieren: si la de tener en riesgo a la población o reparar los buques en el puerto?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.