Podemos reprocha a la Junta que permita a las máquinas entrar en Valdevaqueros sin los informes preceptivos

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

valdevaqueros2

La parlamentaria Carmen Molina reclama a la Consejería de Medio Ambiente que actúe y exija “como mínimo” el informe de impacto que asegure que el Proyecto Eolo no afecta al espacio Red Natura.

Lamenta que la Fiscalía no haya ordenado la paralización cautelar de las obras y califica de “inaudito” que hayan entrado las máquinas en este enclave sin ninguno de los permisos.

La parlamentaria de Podemos Carmen Molina ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente que actúe en Valdevaqueros y exija el informe de impacto que es preceptivo para asegurar que no se afecta al espacio que está incluido en la Red Natura. “El Proyecto Eolo en el Parque Natural del Estrecho es un proyecto con un evidente impacto, por tanto para abordar la obra se requeriría un estudio previo que garantice y asuma la no afección al Parque Natural. Es un proyecto que contempla un aparcamiento e instalaciones hosteleras y eso tiene impacto”, por lo que “la Consejería debería pedir como mínimo esos informes”.

Molina aclara que “el Ayuntamiento lo único que ha otorgado es una licencia de obra”. Sin embargo, “la catalogación como lugar de alta protección y riqueza ambiental significa que el objetivo tiene que ser la protección y la conservación”. Por eso, “no entendemos que se hayan iniciado unas obras sin esos preceptivos informes que garanticen la no afección a un lugar que pertenece a la Red Natura 2000”.

La parlamentaria de la formación morada lamenta además que “la Fiscalía no haya actuado de oficio paralizando cautelarmente las obras, puesto que está en la vía administrativa y es inaudito que hayan comenzado unas obras sin tener esos informes”.

Por todo ello, Molina ha registrado una serie de preguntas en la Cámara andaluza en la que inquiere a la Consejería sobre estas obras y qué piensa hacer al respecto. También pregunta si está informada la Comisión Europea de los pormenores de este proyecto, teniendo en cuenta que la propia Comisión Europea dictamina que “cualquier plan o proyecto que pueda afectar de forma apreciable a un lugar Natura 2000 debe someterse a una adecuada evaluación y sólo se autorizará tras haberse asegurado que no causará perjuicio a la integridad del espacio en cuestión”. Muy al contrario, se trata de un proyecto para construir 330 plazas de aparcamiento, un restaurante y un beach bar dentro de la ZEC ES00000337 del Estrecho.

Recuerda además que la Comisión responsabiliza a los estados miembros de la aplicación correcta y oportuna de los tratados y de la legislación de la UE, además de que los tribunales y los fiscales nacionales también desempeñan un papel fundamental a la hora de garantizar el respeto a las leyes.

Tampoco deja de lado la actitud de la directora-conservadora del Parque, María Eugenia San Emeterio. Molina pregunta al Gobierno si considera adecuadas y ajustadas a la norma las actuaciones de la directora del Parque, que no aplica el principio de precaución y Conservación al declarar que esa zona ZEC es un “patatal”.

Finalmente, inquiere al Ejecutivo andaluz si considera que la paz social está asegurada cuando la participación ciudadana en la Junta Rectora es “minoritaria y no tenida en cuenta al tomar decisiones y cuando ni siquiera se respetan los tiempos que requiere la vía administrativa para su resolución”.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.