El té, una joya para la salud

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

te1

Además de proporcionar un delicioso momento, el té es una bebida saludable y con grandes propiedades.

El tés es una de las bebidas más consumidas del mundo. Por su sabor e incluso por cultura en algunos países, el número de tazas de té por habitante supera a las de café. Y es que sentarse y disfrutar de esta bebida es un auténtico placer, tanto caliente, el modo más tradicional de hacerlo, como frío. Incluso se ha convertido en un ingrediente para algunas recetas. Aunque su sabor y la sensación de bienestar que proporciona no son los únicos motivos por los que es una bebida muy recomendable. Sus propiedades para la salud son excepcionales.

¿Cuántos tipos de té hay?

En realidad sólo existe una planta de té, por lo que básicamente deberíamos decir que hay un solo tipo. Sin embargo, dependiendo del modo en el que se procesan las hojas o el estado en el que se recogen, podemos diferenciar 5 tipos distintos con los que prepararnos una deliciosa infusión.

El más popular en Asia, en especial en Japón, es el té verde. Tiene un alto contenido en antioxidantes. El té rojo, producido en China únicamente con métodos que se guardan en secreto, tiene un mayor contenido en teína que el anterior.

En el mundo occidental el que más se conoce es el té negro, que se obtiene de la oxidación total de las hojas. Aún tiene más teína, aunque su equivalencia respecto a la cafeína del café no es tan elevada. A medio camino entre el té negro y el té verde se encuentra el Oolong o té azul. Este también está fermentado, aunque menos que el negro. Por ello se le denomina a veces semifermentado.

El té blanco es el menos conocido fuera de Oriente. De sabor suave, se consigue al recoger a mano los brotes de las hojas cuando prácticamente acaban de salir.
A partir de ahí, podemos encontrar distintas mezclas, como las que verás aquí.
Propiedades generales del té

Dependiendo del tipo que se tome, el té proporciona distintos beneficios. Aunque hay una serie de propiedades que tienen todas las infusiones de té. Por ejemplo, su alto contenido en antioxidantes lo convierte en un gran aliado contra el envejecimiento. Ayuda a aumentar las defensas y también reduce el nivel de colesterol, ya que al ser diurético el organismo elimina mejor lo que le sobra.

El té es una buena fuente de hierro, proporcionando una mejora frente a anemias. Y tomado en caliente es muy eficaz para controlar el peso, ya que se reduce la sensación de ansiedad que lleva a comer de forma impulsiva.
Otros beneficios que seguramente no conocías

Sus efectos sobre el sistema inmunitario y el aporte de antioxidantes son bien conocidos, aunque hay otros beneficios que posiblemente no conozcas y que te sorprendan.

Por ejemplo, el té puede aliviar las hemorroides gracias a que relaja los vasos sanguíneos. Si quieres encontrar otras formas de tratar este problema, en www.comocurarlashemorroidesexternas.com hay una lista de remedios de varios tipos.
Aunque no se puede decir propiamente que el té adelgace, sí que contribuye mucho a hacerlo debido a que una infusión no tiene calorías. Además, bloquea la formación de nuevas células de grasa.

Para el cuidado de los huesos, tomar varias tazas de té al día contribuye a reducir el riesgo de sufrir fracturas, lo cual es especialmente recomendable para mujeres a partir de cierta edad, cuando hay mayor riesgo de osteoporosis y problemas óseos. Otro de los secretos del té es que es un gran aliado de nuestros dientes. Ya que mejora el estado de las encías.

Además de por su sabor, hay otros motivos por los que tomar un poco de té es muy placentero.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.