El Faro de Tarifa fue testigo de cómo Luz Miriam y Luz Carmen se convertían en Reinas 2017

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

EL ESCENARIO CON TODAS1

El médico Miguel Sánchez Sevilla, seguido muy de cerca por colegas de generación, emocionó a todos los presentes con su pregón.
El acto oficial de Coronación 2017 ha contado con un lucimiento especial porque no sólo ha estado impregnado de referencias generacionales continuas sino que también ha sido especialmente emotivo por las constantes alusiones a todo lo sucedido en el reciente mes de agosto.
El escenario ha servido para recuperar la memoria de aquellos tarifeños que tuvieron al emblemático Faro de Tarifa como todo un referente. Así lo explicaron los presentadores-conductores de esta celebración, quienes fueron dando forma a un acto bien escalonado y dividido en partes. Por cierto que el referido decorado ha sido motivo para los agradecimientos al cuadro laboral del Ayuntamiento, que ha trabajado arduo en las últimas semanas para tan conseguida obra de simulación.
De “azul azafata” iban las niñas, un vestido largo con cinturoncillo combinado en encaje claro y manga al codo con volante. La pequeña Luz Carmen Ortega Santos-Díez, que no llevó el tradicional blanco sino un tono “crema” más matizado, lucía un vestido en la misma agraciada línea que el resto de compañeras y jugando a la composición con un cinturón en el mismo “azul azafata”. Todo conformó así una composición colorista sobre el escenario.
Luz Miriam López Quiñones ha optado también por el azul intenso color. Se trata de un vestido con parte superior en encaje transparente. La parte frontal está adornada con puntos brillantes gracias a las lentejuelas incrustadas en los motivos. La falda, más caída y con una pequeña cola hacen del conjunto una apuesta brillante que resalta la belleza de la tarifeña. Además, la joven ha estado acompañada de una corte de honor en la que el blanco (“blanco roto” en esta ocasión) sigue siendo la pauta de protocolo para un acto oficial de coronación como éste.

PONIENDO CORONA1

Ha sido el alcalde el encargado de asumir el comprometido gesto de cambio de corona (en el caso de la corte juvenil), no en vano es preciso tener un pulso inquebrantable y ser diestro en el manejo capilar (el pelo ha jugado su parte en estos lances dando pequeños sobresaltos con la corona en más de una ocasión). El edil de Festejos, Daniel Rodríguez, subió igualmente al escenario para coronar a la menor.

PEQUEÑA CORONADA1

Y a la ilusionada cara de la joven Miriam coronada siguió otro de los momentos más esperados, el del tarifeño Miguel Sánchez Sevilla, pregonero 2017. Fue introducido y arropado por sus compañeros y amigos, por Juan Antonio Criado Atalaya y Luz Moreno Cárdenas. Éstos asumieron esta parte familiar, mientras que el comunicador José Manuel Ulloa se encargó de conducir el resto de lo programado.
El popular médico tarifeño, en ejercicio dentro de la plantilla de profesionales del hospital sevillano de Valme, desarrolló un discurso estructurado en el que la emoción, nostálgica muchas veces, presidió cada apartado. Con modestia inició su discurso recordando a los hombres y mujeres meritorios que, según él, también hubieran podido ocupar su lugar. “Ser el pregonero de la festividad más tarifeña que tiene esta ciudad, es un enorme privilegio, que ni en el mejor de los sueños hubiese imaginado. De hecho, el único mérito por el que puedo estar aquí esta noche es por ser tarifeño y estar orgulloso de serlo”. Sin embargo, ha sido escogido él para expresar esta vez la querencia hacia su ciudad de origen: “observar en el horizonte el mar tan vinculado a mi familia tanto por mi abuelo Miguel, pescador de profesión, como por mi padre con su dedicación durante más de cuarenta años a los hombres que cada día luchan en él para el sustento de sus familias y mar donde cada verano me empapo de su sal con la inmensa suerte de la compañía de una mujer de esta bendita tierra, todo esto me ha servido para inspirarme en lo que he querido plasmar en este acto esta noche”.
Pero Sánchez Sevilla profesa una devoción clara hacia la Patrona que no ocultó y que ha demostrado a través de palabras como: “Nuestra madre resplandece en el ocaso de la tarde con una deslumbrante luz, mezcla de los colores de su manto rojo, el azul celeste del cielo y el verdoso del mar cuando el sol se pierde en el horizonte. Si, señora, danos luz, más luz como te pidió aquel rey castellano en la batalla a la orilla del río Salado. Luz que se hace más radiante y notoria cuando te recibe tu pueblo… “.
De cultura católica y una tradición arraigada en la aguda identidad tarifeña, el profesional médico ha sabido expresar cuánto quiere su tierra y a sus gentes: “… y desde la lejanía que suponen los doscientos kilómetros que te separan de Sevilla, no he podido siquiera alejarte de mis pensamientos ni un solo día de mi vida. Y de ello pueden dar fe mis hijas, que a pesar de no ser tarifeñas, aun conservando la gracia de las mujeres sevillanas, han sido bautizadas en las frías aguas de nuestra playa chica, han crecido con nanas que hablaban de “rosa blanca que sonríe”, “viva la virgen nuestra patrona” y “eres de la trinidad” y cobijadas al abrigo del sudario del Cristo del Consuelo, la túnica del Nazareno y el manto de la Virgen de la Luz…”, explicó.
Mucho público amigo y familiar siguió con profunda atención al pregonero de este año. Fueron el alcalde de Tarifa y el concejal de Fiestas nuevamente quienes entregaron el obsequio final en agradecimiento por su labor. La esposa, Ana Silva, también le acompañó sobre el escenario.

OBSEQUIO AL PREGONERO1

El cuadro de baile de la Escuela de Música y Danza de Facinas ha puesto alegría a la ceremonia con actuaciones antes y después del acto. Un número de música de arpa y danza clásica, creado exclusivamente para la coronación de este año, ha sido el complemento justo antes de poder escuchar al pregonero.

EL BAILE1

Y por cierto que en las primeras bancadas del patio de butacas creado para la ocasión estuvieron los ediles de toda la Corporación municipal. No faltaron otras autoridades civiles y militares, entre las últimas destacan las figuras del teniente coronel de la Guardia Civil en la Comandancia de Algeciras, Jesús Núñez, y del capitán del puesto de Tarifa, José Ponce.
La emoción embargó a la joven Reina Juvenil de Tarifa 2017 cuando pronunció sus palabras al público. Emoción doble hubo también cuando el pregonero recogió, de manos de sus amigos, una placa homenaje en recuerdo y reconocimiento de la amistad que les une.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.