Podemos exige el cese del bunkering en el Estrecho de Gibraltar

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

20597019_263997960766889_6615747469333148165_n5

Podemos denuncia la utilización de la práctica conocida como bunkering, repostaje en alta mar de combustible para los barcos sin tener que arribar a ningún puerto ni tener que desviarse de su ruta, que se realiza en el Estrecho de Gibraltar a través de barcos conocidos como “gasolineras flotantes” y que es “altamente peligrosa”. Así lo advierte Luismi Garrido, del área de Ecologismo y Medio Ambiente del Consejo Ciudadano Andaluz de Podemos.

Garrido asegura que “al ser el Estrecho de Gibraltar una zona de gran paso de barcos el negocio sale bastante rentable, tanto para las empresas que lo ofrecen como para las que repostan combustible: unas no pagan impuestos en España y las otras no pagan tasas portuarias”. Sin embargo, tal y como vienen denunciando desde años los colectivos ecologistas, el bunkering perjudica seriamente al ecosistema y la población del Estrecho ya que se producen “numerosos episodios de fugas de combustible que, en poco tiempo, acaba en nuestras costas, contaminando nuestras famosas playas y matando también a nuestra flora y fauna amenazada”, mientras que el gobierno central no hace nada por prohibir esta práctica.

Además, desde el área de ecologismo de Podemos Andalucía se critica también la inacción del gobierno andaluz del PSOE que “nunca ha exigido al gobierno de España el cese de esta actividad, más allá de alguna declaración aislada de cara a la galería”. “Es conocida la aversión que parece que tienen nuestros gobernantes, tanto del PP como del PSOE, a denunciar a las empresas contaminantes o exigirles la reparación de los daños”, afirma Garrido. “Al contrario, son grandes aliados de estas y colaboran en quitar importancia a los episodios de contaminación recurrentes”, añade y cita como ejemplos “los hilillos del Prestige, la multa impagada por Boliden por el desastre de Aznalcóllar o los recurrentes ‘accidentes’ con emisiones contaminantes a la atmósfera de la Bahía de Algeciras por parte de CEPSA y ACERINOX”. Pese a hechos como el derrame de combustible el pasado 29 de julio, “ningún gobierno ni central ni autonómico está dispuesto a escuchar estas denuncias y, ni siquiera, abrir una investigación a fondo sobre esta actividad”, denuncia.

A todo ello se suma, de acuerdo con Garrido, el hecho de que “para empeorarlo todo aún más, en los últimos tiempos, se vienen detectando cada vez más repostajes de combustible dentro de espacios protegidos como el Parque Natural del Estrecho, cuya competencia es de la Junta de Andalucía”. “Se han llegado a detectar hasta 20 ‘gasolineras flotantes’ actuando en aguas de este Parque Natural”, alerta, “pero parece que ni Susana Díaz, ni el Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ven peligro alguno en esta actividad dentro de un espacio protegido que es de su competencia”.

Solamente en agosto se han detectado ya 17 operaciones de “bunkering” dentro de los límites del Parque Natural del Estrecho. El seguimiento de la actividad de estos barcos gasolinera se puede seguir desde la web vesselfinder.com o en facebook.com/bunqueringenelparquenaturaldelestrecho

En consecuencia, “desde el Área de Ecologismo y Medio Ambiente de Podemos Andalucía, estamos en la obligación de apoyar la denuncia de los colectivos ecologistas, porque la conservación de nuestros espacios naturales es un asunto de primera línea que el gobierno de Susana Díaz no debería descuidar así y debería exigir a Mariano Rajoy que tome cartas en el asunto para erradicar de nuestras costas esta actividad altamente contaminante y prohibida en el resto de Europa”.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.