El ayuntamiento sigue de cerca la evolución de los trabajadores heridos en el 100 % FUN

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

ayuntamiento tarifa1

Cinco de los ocho heridos han sido ingresados en la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla
El Ayuntamiento de Tarifa sigue con máximo interés la evolución de los ocho trabajadores heridos tras la deflagración ocurrida en un transformador eléctrico situado junto al restaurante “100% Fun”. El alcalde accidental y concejal de Turismo, Sebastián Galindo que siguió ayer tarde “in situ” la evacuación de los accidentados, ha querido mostrar la preocupación de todo el Ayuntamiento tarifeño así como de la ciudadanía en general, pendientes de la recuperación de los ocho heridos, siete de ellos naturales de Tarifa. Preocupa en especial el estado de uno de los cinco trabajadores evacuados finalmente a la Unidad de Quemados del hospital sevillano Virgen del Rocío. Se trata de una vecina de Tarifa que presenta lesiones en más del 90 por ciento de su cuerpo. En Sevilla están siendo atendidos también otros cuatro vecinos de la localidad con diferente pronóstico, uno de ellos es hermano de la ingresada en estado grave.
Por otro lado, en el hospital de Puerto Real está siendo tratada otra vecina natural de Facinas en estado grave y se prevé su trasladado al hospital sevillano. Uno de los dos heridos restantes se recupera en el Puerta del Mar de Cádiz, mientras que el evacuado ayer hasta las instalaciones algecireñas de Punta Europa ha sido ya dado de alta.
A sus familias, amigos y conocidos ha querido trasladar el Ayuntamiento palabras de arropo y consuelo ante los difíciles momentos por los que atraviesan. Lo subrayaba así el edil tarifeño Sebastián Galindo que ayer vivía en el lugar los trabajos de evacuación y extinción del fuego declarado tras la explosión del transformador eléctrico. Por motivos que ya se investigan, una explosión se originó en el interior de la instalación eléctrica. Los trabajadores estaban en este justo momento en un patio trasero de la cocina del restaurante, sentados en una zona al aire libre, cuando les sorprendió la llamarada que atravesó la rejilla de la instalación eléctrica y les causó daños de diferente consideración
Hasta el lugar se desplazaron diferentes unidades de la Empresa Pública de Emergencia Sanitaria, efectivos del Parque Local de Bomberos, Policía Local y Guardia Civil que procedieron a la evacuación de los heridos. Como medida de precaución se desalojó el hotel y otros establecimientos cercanos.
Tras la evacuación de todos los accidentados, una segunda preocupación municipal se centró anoche en el normal restablecimiento del fluido eléctrico en la zona. Se trataba de garantizar la máxima agilidad posible para devolver la corriente eléctrica a la zona de la carretera Nacional 340 afectada por el siniestro.
A lo largo de la noche, la incorporación de grupos electrógenos provisionales y su posterior conexión a la línea eléctrica de baja tensión permitió normalizar el suministro en la zona.
En el lugar se personaron también representantes de la Inspección de Trabajo y del Centro de Prevención de Riesgos Laborales.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.