La Junta solicita al Gobierno que no esquive su responsabilidad en la desembocadura del Guadiaro

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

kayak guadiaro62

El Subdelegado de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Ángel Gavino, y el delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente, Ángel Acuña, se preguntan en las últimas horas a qué está esperando el Gobierno de España para actuar en la desembocadura del río Guadiaro, en la que urge una actuación de desbloqueo de la arena para evitar la mortandad de peces.

La Consejería de Medio Ambiente esgrime un escrito fechado el 23 de agosto de 2016 en el que recordaba a la Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico, dependiente de la Administración central, que está obligada por competencias a actuar en la desembocadura y no demorarse hasta el punto de crear problemas de salubridad ambiental en este cauce fluvial.

En dicho escrito hay un último párrafo contundente ante esta situación: “Por parte de esa Demarcación se procedió recientemente a la apertura de la desembocadura del río Salado en el término municipal de Conil de la Frontera, toda vez que se había producido su colmatación, no apreciándose desde esta Delegación diferencia de aquella actuación con la actual situación en la que nos encontramos en la desembocadura del río Guadiaro, instándole por tanto a una actuación similar a la llevada a cabo en el río Salado”.

Acuña recuerda que la concesión a la que Costas se ha referido que hizo al Ayuntamiento de San Roque en 2014 para sacar arena no le exime de su responsabilidad de acometer su competencia. De hecho, el 23 de agosto de 2016 es también el día en que la propia Costas solicitó los permisos ambientales a la Junta de Andalucía para meter máquinas en la desembocadura y ésta autorizó los trabajos solo horas después. En la historia de este problema se incluye que el Ayuntamiento de San Roque ha sufrido la apertura de expediente por parte de la Demarcación cuando ha actuado de motu propio ante este problema ambiental.

“Ni es posible que Costas esquive esta tarea ni tampoco que se discrimine al Ayuntamiento de San Roque cuando, además, está interviniendo en otros del litoral, ni que se pretenda poner la pelota en el tejado de nadie que no le corresponda”, concluyen tanto Acuña como Gavino, quienes esperan que la Demarcación tome cartas en el asunto para no perjudicar la salubridad ambiental del río por más tiempo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.