Opinión: Seguridad Municipal y actos públicos, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

manifestacion 1 mayo2

Desde hace unos meses el Ayuntamiento de Algeciras requiere, a quienes desean organizar actos públicos, la contratación de una póliza de seguro de responsabilidad civil. Ahora se envía a las asociaciones de vecinos lo siguiente: “La Delegación de FERIA y FIESTAS requerirá una PÓLIZA DE SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL, de la actividad que vayan a realizar ese día, a aquellas asociaciones que vayan a organizar actos públicos.”

Es más que conveniente que cualquier manifestación o acto público debe contar con el conocimiento previo de las instituciones competentes, ya que tiene la responsabilidad de que la vida ciudadana transcurra con normalidad y seguridad. Y esta actividad coordinadora de eventos permitiría valorar si lo previsto supone alguna limitación o genera riesgos para la seguridad de las personas.

A partir de ahí no cabe prohibir o limitar las manifestaciones ciudadanas o actos públicos sean de naturaleza festiva o cultural. En este sentido el decreto andaluz 109/ 2005 en su artículo 2, concreta que están “exentas de la obligación de concertar el contrato de seguro de responsabilidad civil previsto en la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, aquellas personas o entidades que organicen celebraciones de carácter estrictamente privado o familiar o que supongan el ejercicio de derechos fundamentales en el ámbito laboral, sindical, político, religioso o docente.

Si el Ayuntamiento de Algeciras impone con este requerimiento que la organización de las mismas se complique con la exigencia de la contratación previa de una póliza de seguros de responsabilidad civil, máxime si la ley no obliga a ello. Las compañías aseguradoras están de en hora buena, ya que en todos los eventos cívicos o religiosos, que requieran el uso de lugares públicos, desfiles de todo tipo, conciertos… y, en general, cualquier manifestación pública requerirá la contratación del susodicho seguro de responsabilidad civil que debe ser acorde con el riesgo y volumen de personas que asisten al mismo (por ejemplo calcúlese un evento como el Rocío que se avecina).

El sentido común aconseja que para determinados eventos que entrañen riesgos evidentes se prevea tal seguro. Falta mucho de aquel cuando a un acto celebrado por Marea Verde en la Plaza Alta de Algeciras, que supuso poner tres mesas para informar a la ciudadanía de aspectos en defensa de la escuela pública se le exigiera un seguro que costó 86 euros, por ese “ratito”.

De existir la ordenanza municipal correspondiente debe contener lo que la ley ya dispone y, llegado el caso, los actos públicos sin ánimo de lucro desarrollados por la ciudadanía estarán asegurados por el propio Ayuntamiento, que es quien debe velar por ello.

Fdo Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.