Instan a Landaluce y a Pintor a preocuparse de “otras banderas” que atentan contra la dignidad de la mujer

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

unnamed1

Cooperación Alternativa lamenta el celo empleado por parte del equipo de gobierno municipal para la retirada de la bandera de la república de la feria del libro de Algeciras y de nuevo, les recomienda dedicar sus esfuerzos a la lucha contra la violencia machista y en particular contra la publicidad sexista que “luce” en su municipio. La organización insta al alcalde de Algeciras, Jose Ignacio Landaluce y a la concejala Pilar Pintor a abandonar los ejercicios de hipocresía que realizan cada año con motivo de las diferentes conmemoraciones en torno a la mujer y les exigen abordar la violencia contra la mujer de manera seria.

Dentro de la violencia de género y de la desigualdad entre hombres y mujeres, la trata con fines de explotación sexual, la prostitución y otras formas de explotación sexual, tienen una especial gravedad pues suponen la reducción máxima de una persona a un mero objeto, y la persona reducida a esta condición está expuesta a un trato vejatorio e incluso violento.

La violencia contra la mujer tiene muchas formas, física, psicológica, simbólica, económica, etc.. una de ellas sin lugar a dudar es la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, pues constituyen actos de violencia basada en el genero, siendo una de las mas graves vulneraciones de los derechos humanos la cual se nutre de la falta de cultura democrática, la desigualdad de genero, los conflictos armados, entre otros.

En este sentido Cooperación Alternativa, que lleva meses denunciando públicamente la presencia de publicidad sexista en la comarca, señala la ausencia de compromiso del ayuntamiento de Algeciras, que sigue permitiendo publicidad en la que se presenta a la mujer de una manera vejatoria y denigrante, lanzando un mensaje a los jóvenes que perpetua los roles machistas. Los ciudadanos y ciudadanas del Campo de Gibraltar ven ya con cierta normalidad vallas publicitarias en la que ademas de presentar una imagen de la mujer como mercancía, se les cosifica como un producto de consumo.

Ademas añaden esta situación pone de manifiesto la escasa actividad judicial y administrativa en contra de la publicidad sexista que inunda los medios y espacios públicos, así como la pasividad y tolerancia social frente a anuncios que “cosifican” a la persona y atentan contra su dignidad.

Esta hipocresía y complicidad de la que hace gala el ayuntamiento de Algeciras y otros de la comarca, es la que alimenta la indiferencia de parte de la ciudadanía hacia la violencia contra la mujer. Esperemos que Landaluce y Pintor, esta vez se den por aludidos y empiecen a trabajar en políticas de igualdad y a la lucha contra la violencia de género, en vez de preocuparse de banderas que ni violan los derechos de la mujer ni los derechos de la infancia.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

One comment

  1. B52 dice:

    A estas izquierdistas feas y reprimidas les molesta mucho una foto de una mujer bella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.