Huelga general educativa 9 de Marzo en defensa de la Educación Pública

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

unnamed1

El Gobierno de España, con su intención de dejar sin efecto el acuerdo del Congreso para  paralizar 
la LOMCE, actúa como si la soberanía no residiera en el pueblo. 
La  pregonada  subcomisión  parlamentaria,  creada  para  elaborar  un  informe  sobre  la  situación 
del  sistema  educativo,  aún  no  ha  comenzado  su  trabajo.  Trabajo  que,  en  todo  caso,  no  pasaría  de 
elaborar un documento estratégico que pudiera ‐o no‐ servir para una nueva ley. En  este escenario, el 
pacto estatal por la educación no deja de ser una mentira más. 
Las promesas del gobierno andaluz de ser un acicate contra los recortes que se imponen  desde el 
gobierno central han caído en saco roto, ya que la Junta de Andalucía ha actuado en  todo momento 
de manera sumisa al mandato del gobierno central, y en contra de los intereses  del pueblo andaluz y 
del sistema educativo público. 
Las propias políticas de recorte que el Gobierno andaluz viene imponiendo desde mucho antes  de 
la  aplicación  de  la  LOMCE  así  lo  demuestran,  siendo  en  este  sentido  lamentables  pioneros  de  este 
proceso  de  destrucción  del  sistema  educativo  público,  que  ha  provocado  pérdida  de  plantillas 
docentes y derechos laborales: incremento de ratio especialmente en las  grandes áreas metropolitanas; 
incremento de las horas lectivas del profesorado; retrasos y falta  en  las  sustituciones  del  profesorado 
y  del  personal  de  administración  y  servicios;  apoyo  a  la  privatización de la enseñanza a  través de la 
sobreconcertación; cierre de líneas en la pública;  descenso brutal en los presupuestos de los centros 
educativos; cesión del personal que realiza  actividades educativas a empresas privadas externalizadas; 
pérdida de recursos para atender al  alumnado con problemas de aprendizaje; expulsión de numeroso 
alumnado de la educación  superior. 
Semejante forma de proceder no puede quedar sin respuesta. La lucha debe seguir  realizándose 
en  todos los niveles (desde Educación Infantil hasta la Universidad) y por  todos los  integrantes  de  la 
comunidad educativa (alumnado, padres y madres, profesorado, personal de  los centros educativos,…), 
para seguir exigiendo: derogación de la LOMCE y de toda la normativa  de  desarrollo;  reversión  de  los 
recortes; incremento  presupuestario  dedicado a educación;  recuperación de un sistema de becas que 
garantice  la  igualdad  de  oportunidades;  eliminación  de  las  contrarreformas  universitarias 
(particularmente  en  Andalucía  en  contra  de  la  propuesta  de  modelo  de  financiación  para  las 
universidades públicas 2018‐2021) y de las prácticas no  remuneradas en FP; bajada de ratios; aumento 
de  las  plantillas;  estabilidad  del  personal  interino;  dignificación  de  las  condiciones  laborales  del 
profesorado;  freno a la privatización del sistema  educativo, recuperación de todas las líneas cerradas 
en los últimos años en los centros públicos  y avance hacia una única red de centros públicos, además 
de la recuperación del papel de la  comunidad educativa. 
Es por ello que las Organizaciones, Colectivos y Plataformas de la educación andaluza  convocan 
a toda la Comunidad Educativa a una huelga general de la enseñanza el día 9 de  marzo.  Porque  es 
necesario  revertir  todos  los  recortes  que está  padeciendo  la educación  y  derogar la LOMCE. 
NO A LOS RECORTES – NO A LA LOMCE – NO A LA PRECARIEDAD- NO A LA PRIVATIZACIÓN
DE LA ENSEÑANZA

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.