Opinión: ¿Premiar Fundiciones?, por Rafael Fenoy

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Begano_SA_coca_cola_A_Coruña2

Las instalaciones que se dedican a fundir materiales se les denominan fundiciones. El verbo fundir en forma reflexiva se usa en el habla cotidiana por ejemplo: “estoy fundido”. Esta expresión, posiblemente retornada desde argentina ya que “allá”, supone: “Estar agotado, sin fuerzas, carecer de recursos o medios para subsistir por haberlos agotado a raíz de haber ido mal las cosas.” Este estado físico, e incluso mental, además de la cierta relación entre Fundiciones que se autodenominan Fundaciones, justifica el titulo de este texto.
La palabra fundación se aplica a aquella “Persona jurídica dedicada a la beneficencia, ciencia, enseñanza o piedad, que continúa y cumple la voluntad de quien la erige.” La pregunta es si Coca Cola se dedica a alguna de estas actividades. Y si no fuese así ¿podría englobarse esta entidad “refrescante” en el ámbito de las Fundiciones?

Sólo en internet es posible relacionar a Coca Cola con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en multitud de enlaces. Algunos de ellos el titular del Elpaís.com, de hace tres meses: -La OMS pide un impuesto del 20% a las bebidas azucaradas para “salvar vidas”. El brazo sanitario de Naciones Unidas defiende la tasa para combatir la epidemia global de obesidad- Siguiendo la misma fuente otro titular: “El llamamiento de la OMS se produce un día después de que un estudio liderado por investigadores en EE UU desvelase que Coca-Cola y Pepsi han aportado decenas de millones de dólares a organizaciones de salud para lavar su imagen y restar apoyos a las leyes que quieren establecer impuestos sobre estas sustancias. Inmediatamente, según el confidencial (www.elconfidencial.com/…/coca-cola-pepsi-bebi-das-azucaradas-oms-impuesto_1276…) “Pepsi y Coca-Cola prometen bebidas más saludables tras el impuesto que exige la OMS.”. Por otro lado revistas especializadas, como Eco-salud vienen anunciando, desde 2015, que Coca Cola se quedaría fuera de las bebidas recomendadas por la OMS, ya que 250 ml del oscuro brebaje contienen 27 gramos de azúcar, dos más que el límite máximo establecido por el organismo mundial de la salud. Sin mencionar el aporte de 50 mg de Cafeína que contiene una sola lata de Coca Cola (www.ecoaldea.com/articulos/cocacola.htm) Es evidente que Coca Cola, como bebida saludable, está más que cuestionada y que sería de mucho interés conocer el costo que le ha supuesto a la sanidad pública atender posibles enfermedades relacionadas con la sobre ingesta de azúcar, entre otras sustancias que aporta esta bebida.

El caso de Coca Cola además es preciso recordar el ERE de sus fabricas en España, que por cierto se lo desmotó el Tribunal Supremo. Más aún cuando movió hilos en el asunto de la última investidura, alertando a los inversores en Wall Street del peligro para sus intereses empresariales si no salía investido el Sr Rajoy. Incluso hace unos días, el director de marketing global de Coca-Cola y vicepresidente de la multinacional, Marcos de Quinto, se inmiscuye en la coyuntura por la que ha pasado PODEMOS publicando un tuit -dice que en clave humorística- asegurando que si Iglesias sigue boicoteando a su empresa, votará a Íñigo Errejón.

Ahora conviene preguntarse ¿La fundación Coca Cola, ha hecho algo por este pueblo? Si no se escapa algún dato lo único meritorio consistió en ofrecer, desde septiembre hasta diciembre del año pasado, la exposición “Miradas Cómplices” en el Museo Municipal de Algeciras. Una muestra de obras de arte que desde 1993 esta fundación viene adquiriendo.

¿Este único mérito avalaría el premio que el Sr Alcalde le otorga? Una empresa que ha se inmiscuye antidemocráticamente en política. Una empresa que tiene la voluntad de destruir miles de puestos de trabajo con el ERE. Una empresa que comercializa un cuestionado refresco en su salubridad. Seguro que existen instituciones menos cuestionadas en Algeciras y que probablemente hayan hecho algo más por este pueblo. Igual el SR Alcalde le ha dado por proyectarse mediática y políticamente usando las medallas de la ciudad o las de una peña carnavalesca.
Fdo. Rafael Fenoy Rico

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.