El alcalde afirma que es consciente del problema del ruido y que desde hace años trabaja para reducirlo

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

unnamed (1)3

El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha manifestado que desde que llegó a la alcaldía, hace más de cinco años, fue consciente de que uno de los problemas de esta ciudad era el del ruido que tenía que soportar procedente fundamentalmente del puerto, y que era necesario empezar a trabajar en la búsqueda de soluciones al ser un asunto que incide de forma muy directa en el descanso nocturno, en la salud y en la calidad de vida ciudadana.
De esta forma, se consideró que el primer paso era el de documentar el problema y tener toda la información necesaria sobre dónde hay más ruido y su procedencia de cara a arbitrar las medidas para paliarlo.

Así, el alcalde recordó cómo en el anterior mandato, desde la delegación municipal de Medio Ambiente se encargó a la empresa Sincosur la confección de un mapa de ruidos, que reflejó la realidad del municipio en consonancia con los datos ahora publicados y destacaba como puntos más problemáticos los del borde litoral, debido al puerto y la actividad de las empresas que allí operan, y los más cercanos a los viarios más importantes.

“Hemos sido el único equipo de gobierno en encarar el problema, en confeccionar un mapa de ruidos y en tratar de poner en marcha soluciones para minimizarlo. Seguimos en ello, fundamentalmente en aquellos espacios en los que el Ayuntamiento tienen mayores competencias y capacidad de actuación, ya que no podemos olvidar que en este asunto hay implicadas otras administraciones”, manifestó Landaluce.

Entre estas medidas figuran la utilización de un adoquinado especial en las obras nuevas que se van acometiendo, como en el caso de San Isidro, que absorben las vibraciones de los vehículos y reducen sustancialmente el ruido.
También las peticiones que se han realizado al Ministerio de Fomento para la colocación de pantallas antirruidos en los viarios de su competencia, así como que se incorporen las medidas necesarias para reducir este problema en todos los grandes proyectos actualmente en redacción, como los de los accesos Sur y Norte.

El alcalde señaló que uno de los principales objetivos de los proyectos para el Barrio La Caridad en los que actualmente se trabaja se refieren precisamente a aspectos medioambientales, tales como la reducción de ruidos y el ahorro energético.

Finalmente, informo que ha solicitado una reunión a empresas del puerto para que justifiquen el ruido que producen y su procedencia y tratar de buscar fórmulas que los reduzcan, fundamentalmente en la franja horaria nocturna.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.