ASSP señala que “Landaluce da con la puerta en la narices a dos trabajadoras municipales”

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

podemos2

La agrupación local de ASSP se ha reunido con las dos afectadas, que no han podido incorporarse con normalidad a sus puestos de trabajo porque les han cambiado la cerradura
Algeciras Sí Se Pude (ASSP) denuncia la situación en la que se encuentran dos trabajadoras de limpieza de las instalaciones deportivas municipales, que se han quedado sin trabajo sin previo aviso al terminar la concesión de la empresa Clece, y a las que el Ayuntamiento, sin notificarles nada, simplemente les ha cambiado la cerradura sin dejarlas personarse en su lugar de trabajo, a pesar de que deberían haber sido subrogadas según convenio.

Varios miembros de la agrupación local de ASSP se han reunido esta mañana con las trabajadoras damnificadas, que les han hecho llegar la delicada situación en la que se han quedado y la falta de respuesta de los responsables del equipo de Gobierno, que se han negado a recibirlas, ni tan siquiera a escuchar sus demandas.

Las dos trabajadoras venían ejerciendo su empleo como limpiadoras de las instalaciones deportivas municipales para la empresa Clece, que se ha encargado el último año de la concesión. El pasado día 12 de diciembre finalizó el contrato con la empresa, una circunstancia que no debería afectar a su situación, ya que en su convenio viene recogido que se subrogan a la empresa que preste el servicio.

Sin embargo, sin ninguna notificación previa, se las ha cesado de su relación laboral. Las trabajadoras, al no tener constancia de ello, acudieron a trabajar el día 13 de diciembre con total normalidad, pero se encontraron con que les habían cambiado la cerradura, “la forma más elegante que este equipo de Gobierno ha encontrado de finalizar su relación laboral”.

Las dos afectadas han solicitado sin éxito reunirse con el delegado de Limpieza, Luis Ángel Fernández, y el alcalde, José Ignacio Landaluce, que no las ha recibido aún. ASSP demanda a Fernández y Landaluce “que asuman su responsabilidad y busquen una solución para estas trabajadoras municipales”. Una de ellas lleva cinco años trabajando en el servicio de limpieza y a la otra, con 14 años de servicio en distintas contratas anteriores, como Limpiasol, le quedan tres para jubilarse. Ambas tenían contrato a media jornada.

“Es inaudito que dos trabajadoras con años de trabajo, siendo subrogadas de una empresa a otra, porque así lo recoge su convenio, de repente se vean en la calle, sin explicación alguna y sin que se dignen a atenderlas”, lamentan.

Para la agrupación auspiciada por Podemos, “la responsabilidad del Ayuntamiento y del alcalde Landaluce ante este problema es clara. Se ha llegado a esta situación sin que existieran siquiera certificaciones oficiales. Pero, además, el hecho de que los responsables directos no atiendan las demandas de las afectadas y les den un trato irrespetuoso es algo que clama al cielo”.

ASSP recuerda que el equipo de Gobierno rechazó la moción presentada por su grupo municipal para incluir cláusulas sociales en las concesiones, algo que habría evitado este tipo de maltrato laboral. “El alcalde no sólo se niega a aceptar mociones de este tipo que buscan el beneficio de los trabajadores de los servicios municipales, sino que le da con la puerta en las narices a las primeras de cambio a dos trabajadoras con años de servicio, dejando en la cuneta sin explicación ninguna a sus familias”, concluyen.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.